Creative Commons nace de la necesidad y la demanda no satisfecha de un modo seguro, que permitiera decir al mundo la frase ‘Algunos derechos reservados’ o incluso ‘Sin derechos reservados’. Mucha gente se ha dado cuenta a lo largo del tiempo de que el derecho de copia absoluto no le ayuda a la hora de conseguir la exposición o distribución amplia que desea. Muchos empresarios y artistas han concluido que prefieren confiar en modelos innovadores de negocio más que en los derechos de copia con pleno derecho para asegurarse un beneficio en su inversión creativa. Para otros, es una satisfacción contribuir y participar en un proyecto intelectual común. Por la razón que sea, es obvio que muchos habitantes de Internet quieren compartir su trabajo y poder reutilizar, modificar y distribuir su trabajo con otros en términos generosos.
Creative Commons trata de ayudar a la gente a expresar esta preferencia por compartir ofreciendo a todo el mundo un conjunto de licencias en la web, sin coste alguno.

1. Es una organización no gubernamental sin ánimo de lucro que desarrolla planes para ayudar a reducir las barreras legales de la creatividad, por medio de nueva legislación y nuevas tecnologías

Creative Commons (en español: «bienes comunes creativos» o «licencia de bienes comunes creativos») es también el nombre dado a las licencias desarrolladas por esta organización. Proporciona un conjunto de licencias públicas gratuitas lo suficientemente robustas para resistir el escrutinio de un tribunal, lo suficientemente sencillas para que puedan ser usadas por personas no especialistas en asuntos legales, así como suficientemente sofisticadas para ser identificadas por varias aplicaciones de la web.

2. Fue fundada por expertos en propiedad intelectual y nuevas tecnologías, estando apoyada por la Stanford Law School

En 2001 fundaron Creative Commons los expertos en ‘ciberleyes’ y propiedad intelectual James Boyle, Michael Carroll y Lawrence Lessig, el profesor de informática del MIT Hal Abelson, el abogado convertido en productor de películas documentales, a su vez convertido en experto en ‘ciberleyes’ Eric Saltzman, y el editor de webs de dominio público Eric Eldred. Amigos y estudiantes del Berkman Center for Internet & Society at Harvard Law School ayudaron a que el proyecto despegara. Creative Commons en la actualidad tiene su sede, y recibe un generoso apoyo de la Stanford Law School, donde compartimos espacio, personal e inspiración con la Stanford Law School Center for Internet and Society.

3. La combinación de la cesión de derechos a terceras personas bajo 4 condiciones diferentes, genera los 6 tipos de licencias Creative Commons existentes

 
Las 4 condiciones serían las siguientes:

Reconocimiento (Attribution): En cualquier explotación de la obra autorizada por la licencia hará falta reconocer la autoría.
No Comercial (Non commercial): La explotación de la obra queda limitada a usos no comerciales.
Sin obras derivadas (No Derivate Works): La autorización para explotar la obra no incluye la transformación para crear una obra derivada.
Compartir Igual (Share alike): La explotación autorizada incluye la creación de obras derivadas siempre que mantengan la misma licencia al ser divulgadas.

La combinación de las condiciones anteriores se traduce en las 6 licencias existentes:

Reconocimiento (by): Se permite cualquier explotación de la obra, incluyendo una finalidad comercial, así como la creación de obras derivadas, la distribución de las cuales también está permitida sin ninguna restricción.
Reconocimiento – NoComercial (by-nc): Se permite la generación de obras derivadas siempre que no se haga un uso comercial. Tampoco se puede utilizar la obra original con finalidades comerciales.
Reconocimiento – NoComercial – CompartirIgual (by-nc-sa): No se permite un uso comercial de la obra original ni de las posibles obras derivadas, la distribución de las cuales se debe hacer con una licencia igual a la que regula la obra original.
Reconocimiento – NoComercial – SinObraDerivada (by-nc-nd): No se permite un uso comercial de la obra original ni la generación de obras derivadas.
Reconocimiento – CompartirIgual (by-sa): Se permite el uso comercial de la obra y de las posibles obras derivadas, la distribución de las cuales se debe hacer con una licencia igual a la que regula la obra original.
Reconocimiento – SinObraDerivada (by-nd): Se permite el uso comercial de la obra pero no la generación de obras derivadas.

Poner vuestras obras bajo una licencia Creative Commons no significa que no tengan copyright. Este tipo de licencias ofrecen algunos derechos a terceras personas bajo ciertas condiciones. ¿Qué condiciones? Desde este apartado de la web de Creative Commons, se ayuda a escoger o unir las condiciones para obtener la licencia que más se adapta a la los derechos que se quieren ceder.

Después de hacer dicha elección, tendrás la licencia adecuada para tu trabajo expresada de 3 formas:

Commons Deed: Es un resumen fácilmente comprensible del texto legal con los iconos relevantes.
Legal Code: El código legal completo en el que se basa la licencia que has escogido.
Digital Code: El código digital, que puede leer la máquina y que sirve para que los motores de búsqueda y otras aplicaciones identifiquen tu trabajo y sus condiciones de uso.

Una vez escogida la licencia tienes que incluir el botón Creative Commons “Algunos derechos reservados” en tu sitio, cerca de vuestra obra. Este botón enlaza con el Commons Deed, de forma que todos puedan estar informados de les condiciones de la licencia. Si encuentras que tu licencia ha sido violada, entonces tendrás las bases para poder defender tus derechos.

4. No posee una base de datos de los contenidos que están bajo licencia Creative Commons

No funciona como un banco de información centralizado y controlado por una única organización, sino que está construyendo herramientas de manera que la web semántica pueda identificar y clasificar los trabajos bajo licencia de una manera distribuida y descentralizada. El trabajo de la organización no es la recogida de contenido ni la creación de bases de datos de contenido.

5. No está opuesto a los derechos de autor tradicionales

Las Licencias Creative Commons ayudan a ceder algunos derechos sobre las obras pero con ciertas condiciones y manteniendo otras. La justificación de la protección de la propiedad intelectual es la promoción del progreso de la ciencia y de las artes. Puede ayudar a los creadores a conseguir la licencia más adecuada para sus necesidades.

6. Las licencias Creative Commons están incluidas dentro del dominio público

Se pueden utilizar las licencias CC para cede material al dominio público, manteniendo algunos derechos sobre las obras. Sus licencias ayudan a que los trabajos sean reutilizados por unas vías que el sistema “por defecto” no ofrece.

7. Se puede seguir ganando dinero con los trabajos aunque se elija la opción “licencia no comercial”

La condición de ‘uso no comercial’ sólo tiene aplicación para aquellos que usen un trabajo, no para el creador (el propietario del copyright). Si otras personas usan, comercian o copian un trabajo, no pueden hacerlo por ‘compensación monetaria o ganancia financiera’, a menos que tengan el permiso del creador.

De hecho, la opción de licencia no comercial está diseñada para que fuera una herramienta que ayudara a la gente a ganar dinero con su trabajo, permitiéndoles aumentar al máximo la distribución de sus obras manteniendo a la vez el control sobre los aspectos comerciales de su copyright. Por ejemplo: Si pones tu fotografía bajo una licencia no comercial y la incluyes en tu sitio web. Una revista con ánimo de lucro, encuentra tu foto y la quiere usar para la portada de su siguiente número. Según el término no comercial, la revista podría copiar tu fotografía y mostrársela a sus amigos y compañeros de trabajo, pero tendría que llegar a un acuerdo contigo (incluso a cambio de dinero) para usarla en la revista.

Una nota especial sobre la condición no comercial: según la actual ley de EE.UU., el hecho de compartir e intercambiar obras en línea está considerado un uso comercial, incluso si no hay dinero de por medio. De todas formas, debido a que en Creative Commons creen que compartir ficheros, de forma apropiada, es una herramienta poderosa para la distribución y la educación, todas sus licencias contienen una excepción especial para el hecho de compartir ficheros. El intercambio de obras en línea no es un uso comercial, según nuestros documentos, siempre que no sea para obtener una ganancia económica.

8. Las licencias Creative Commons se pueden utilizar para software, aunque no sea la mejor opción

Se aconseja que se utilicen algunas de las licencias específicas para software, como las de Free Software Foundation y la Open Source Initiative. Estas licencias están diseñadas específicamente para software.

9. Existe alguna combinación incompatible de las licencias estándar

Hay una combinación de licencias que no tiene sentido: “Sin obras derivadas” combinada con “Compartir Igual”. Esta combinación no puede funcionar ya que la licencia “Compartir Igual” se aplica solamente a obras.

10. Una obra puede estar sujeta a dos licencias Creative Commons

Si la obra de un artista está sujeta a dos licencias Creative Commons, se deja escoger al público la más conveniente. Por ejemplo, si un fotógrafo tiene material sujeto a una licencia “No Comercial” y, separadamente, la de “Reconocimiento” no quiere decir que las dos licencias se apliquen juntas. Si el autor de la obra desea que dos licencias actúen juntas, deberá elegir una licencia única que contenga todos los derechos que quiere reservar o ceder.

11. Las licencias Creative Commons permiten copiar, compartir y propagar obras, mientras permiten un control último de los derechos de copia

A pesar de que teóricamente el copyright proporciona mayor protección legal, existen muchas razones por las que un autor podría poner todas o algunas de sus obras bajo licencias CC. Algunas personas pueden sentirse atraídas por el hecho de que otros construyan a partir de la base de su obra, o por la perspectiva de contribuir al trabajo intelectual común. Un estudioso podría querer que sus escritos fueran copiados y compartidos de manera que sus ideas se extendieran por el mundo. Una diseñadora en ciernes podría querer estimular la diseminación de sus dibujos para ayudar a crearse una reputación. Un músico comercial ya asentado podría publicar muestras para estimular el interés del público por sus otras canciones protegidas totalmente.

12. No es el único sistema alternativo de gestión y cesión de derechos de autor

Existen otros sistemas, como por ejemplo el que propone Coloriuris, que ofrece un acuerdo de licencia como una asociación (un contrato) entre un titular de derechos de propiedad intelectual (licenciante) y otra persona que recibe la autorización de utilizar dichos derechos (licenciatario) a cambio de un pago convenido de antemano (tasa o regalía)», aunque también pueden tener carácter gratuito.

El sistema funciona mediante la combinación de herramientas informáticas y jurídicas que garanticen los efectos legales de las cesiones de derechos en los países de origen de los autores, conforme al artículo 27 de la Declaración Universal de Derechos Humanos, y con respeto al Convenio de Berna, los Tratados Internet de la O.M.P.I. de 1996, la normativa de U.E. y la legislación nacional de los respectivos Estados con efectos legales para creadores de los países anteriormente mencionados, respetando los derechos morales de autor de autor y explicitando la cesión de derechos de explotación a fin de lograr una mayor difusión de la cultura mediante acuerdos de licencia en línea, existiendo diferentes posibilidades de usarlos, a elección de los titulares de los derechos, en función de donde esté alojado el contenido y en qué condiciones desea cederlo.
Las licencias que proporciona Coloriuris, se encuentran en la Fundación Copyleft.
 
Espero haber podido contribuir en lo posible, a esclarecer algunas de las dudas que tuviérais sobre Creative Commons y sus licencias.
 
Imagen destacada cortesía de Kalexanderson bajo licencia Creative Commons.


Unadocenade también está en Google Currents. Suscríbete.
Los post de Unadocenade se pueden republicar siempre que respetes nuestras condiciones de republicación.

Sobre Óscar Ray


Óscar Ray es consultor tecnológico especializado en integración de sistemas de información y desarrollo de software. Ha formado parte de equipos internacionales en proyectos para Deutsche Bank en Frankfurt, EADS en Madrid, BBVA en Bilbao, el Departamento de Tecnologías de la Información del Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz, EJIE (Sociedad Informática del Gobierno Vasco) u Osakidetza. Organizador y fundador de TEDx AlmendraMedieval, el primer evento con licencia oficial TEDx que se celebra en Vitoria-Gasteiz. Organiza e-Innobar, un evento socio-tecnológico mensual sobre innovación, TICs, redes sociales e internet. Colabora con Cadena SER en el programa 'Hoy por Hoy' en una sección sobre nuevas tecnologías. Apasionado por la I+D+i y su aplicación a las Tecnologías de la Información, aplica su formación científica y experiencia en el sector tecnológico en su faceta dedicada a la divulgación y comunicación en materia de innovación.