Como cada año, el 19 de octubre se conmemora el ‘Día internacional contra el cáncer de mama’ y esto nos permite disponer de un altavoz que multiplica el alcance de los mensajes de sensibilización y concienciación sobre la enfermedad. Este año se mezclan en la reivindicación aspectos como la prevención y la detección precoz, ya conocidos, con otros como la necesidad de seguir avanzando en la investigación y la reclamación de una cobertura sanitaria pública, universal y gratuita, sin restricciones. En cualquier caso, aprovechando que hoy es 19 de octubre os avanzamos una docena de consideraciones muy básicas y generales sobre una enfermedad que afecta a millones de mujeres de todo el mundo.

1. El más frecuente y maligno entre las mujeres

El cáncer de mama es el tumor maligno más frecuente entre las mujeres, tanto en países desarrollados como en los que se encuentran en vías de desarrollo. De hecho, se estima que 1 de cada 8 mujeres padecerá este tipo de cáncer a lo largo de su vida.

2. Las tasas de supervivencia varían

Las tasas de supervivencia varían mucho; Euskadi, por ejemplo, tiene una de las más altas, situándose en torno al 90%; los pueblos menos desarrollados no llegan al 40%. Claro que esta tasa guarda una relación directa con los programas de detección precoz, por lo que cuanto antes se detecta mejor es su pronóstico y más efectivo su tratamiento.

3. Factores de riesgo más importantes

Los factores de riesgo más importantes en este tipo de cáncer están relacionados con los reproductivos, aunque según un estudio de Goodarz Danaei, recogido por la Organización Mundial de la Salud (OMS), hay también otros ‘modificables’ que tienen un gran peso en el desarrollo de la enfermedad: el 21% de todas las muertes por cáncer de mama registradas en el mundo son atribuibles al consumo de alcohol, el sobrepeso y la obesidad, y la falta de actividad física.

4. Los antecedentes familiares multiplican el riesgo

Aunque su incidencia es muy pequeña, otro factor a tener en cuenta son los antecedentes familiares, porque duplican o incluso triplican el riesgo de padecer la enfermedad. El caso reciente de la doble mastectomía preventiva de Angelina Jolie, más allá de cualquier otra consideración, ha popularizado y promovido el debate mundial sobre la prevención y el control de la enfermedad. Test genético: ¿cuándo hay que hacérselo?

5. Estrategias para su control

La sensibilización del público en general y los mecanismos de control, así como la promoción de políticas y programas públicos adecuados, son estrategias fundamentales para el control poblacional del cáncer de mama.

6. La autoexploración mamaria alerta

La autoexploración mamaria quizá no sea un método de diagnóstico precoz muy eficaz, pero es una práctica muy recomendable porque fomenta la toma de conciencia entre las mujeres en situación de riesgo y ayuda a que nos responsabilicemos de nuestra propia salud, además de advertir de determinados signos.

7. Detección precoz = control del cáncer

Aunque se puede lograr cierta reducción del riesgo mediante medidas de prevención, la detección precoz sigue siendo la piedra angular del control de este tipo de cáncer. Cuando el tumor se detecta en estas etapas precoces es posible aplicar tratamientos menos agresivos, y que además dejan menos secuelas físicas y psicológicas en la mujer.

8. Las mamografías lo detectan antes

Llegados a este punto, hay que señalar que la mamografía es el método más eficaz de detección precoz del cáncer, ya que es capaz de mostrar tumores mucho antes de que éstos tengan un tamaño suficiente para que la propia mujer y su médico o médica puedan percibirlos.

9. No es una enfermedad exclusiva de mujeres

El cáncer de mama no es una enfermedad exclusiva de mujeres. Se trata de un mito muy extendido, pero falso. También se desarrolla en hombres aunque su incidencia es mínima: solo el 1% de los carcinomas de mama les afecta.

10. Conoce los síntomas

Estos son algunos de los síntomas relacionados con la enfermedad: aparición de nódulos en la mama o en la axila, dolor en la mama durante la palpación, cambio de tamaño e irregularidades en el contorno, menor movilidad de una de las mamas al levantar los brazos, alteración en la piel, cambios en el pezón…Ahora bien, que aparezcan estos síntomas no significa que se padezca necesariamente cáncer de mama, ya que pueden estar asociados con otras enfermedades benignas. Es necesario consultar con un o una especialista y esperar su diagnóstico.

11. Tratamientos más frecuentes

Los tratamientos más frecuentes son la cirugía, la radioterapia, la quimioterapia y la hormonoterapia. Se utilizan además, diversas definiciones respecto al tratamiento y se habla de:

  • Tratamiento local’, cuando se dirige al tumor en su lugar de origen o en alguna localización determinada (la cirugía y radioterapia son tratamientos locales).
  • Sistémico’, cuando afecta a todo el organismo. Aquí se sitúan la quimio y la hormonoterapia.
  • Adyuvante’, cuando el objetivo es destruir células que estén dispersas por el organismo (se utiliza tras un tratamiento local)
  • Neoadyuvante’, cuando se administra un tratamiento que afecta a todo el organismo antes de realizar uno local, con el objeto de reducir el tamaño del tumor antes de la cirugía.

12. No lo dejes pasar y hazte revisiones periódicas

La última consideración es más bien una recomendación: acudir al ginecólogo o ginecóloga y hacerse revisiones periódicas. Esa es la mejor manera, si no de prevenir al 100% la enfermedad, sí de atajarla lo antes posible.



Hacer visibles los problemas, hablar de ellos e informarse es el primer paso para solucionarlos. Muchas mujeres han tomado ya conciencia de ello, pero todavía queda mucho camino por recorrer, muchos miedos que vencer y mitos que romper.

Así que anímate, y ten en cuenta que salir hoy a la calle y llevar un lazo rosa no es un gesto hueco, ayuda a mucha gente.

Fuentes: Centro ginecológico de reproducción asistida ART Vitoria, Asociación Española contra el Cáncer, Organización Mundial de la Salud.



Imagen destacada via ShutterStock.



Unadocenade también está en Google Currents. Suscríbete.
Los post de Unadocenade se pueden republicar siempre que respetes nuestras condiciones de republicación.

Laura Arpón

Sobre Laura Arpón


Navarra y periodista, por este orden. Laura Arpón Sádaba lleva toda una vida inmersa en el mundo de la comunicación. En la actualidad es consultora en ASPIC – Comunicación. Empezó, como muchos periodistas, escribiendo en un periódico, ¡sí, de los de papel! Dio el salto a la comunicación institucional y ejerció durante 8 años como asesora de la Diputación Foral de Álava. También ha trabajado en el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz y en SEA Empresarios Alaveses.