Ser jefe no es fácil. Tomar decisiones, gestionar equipos, conseguir resultados… Ése es un día a día en el que mucha gente no se siente cómoda y nada ni nadie nos prepara para tener personas a nuestro cargo. Por ello tenemos que ponernos a aprender. Hay cientos de libros que enseñan a ser buen jefe, miles de consejos y hasta quienes están por encima se permiten el lujo de decirnos cómo actuar. Sinceramente, la experiencia me ha enseñado otras cosas, pero no quiero que lo toméis como verdades universales, sino como simples consejos. Así que allá va la docena de formas para motivar a un equipo de trabajo:

1. No eres el jefe, eres uno más

Hay que tener en cuenta (sobre todo en casos de ascenso) que eres parte del equipo. Y una parte igualmente reemplazable, con lo que no te creas intocable.

2. Trabajas con personas, no con ganado

Esto es especialmente útil en casos de equipos de trabajo un poco grandes. Los nombres son importantes, sobre todo en aquellas personas que se sumen al equipo; si te los aprendes todos pronto, la vida de todos será más fácil.

3. Pide las cosas por favor

Es algo obvio, ¿no? Y no hace falta decir ese por favor, sino que un trato amable da muchos mejores resultados que el escupir tarea.

4. El horario es para respetarlo

Nada molesta más en un equipo de trabajo que un jefe que entra tarde a trabajar porque sí. No te apliques la ley del embudo, por favor.

5. Conoce a tu equipo

Cada persona de un equipo tiene una serie de habilidades. Hay quien trabaja especialmente rápido, quien es especialmente concienzudo, quien trabaja mejor y quien trabaja peor. Ah, también hay quien no le gusta hacer ni el huevo. No te quites a esa persona del medio: busca su habilidad.

6. La vida personal existe

En el trabajo se puede hablar de otras cosas que no son trabajo: hay embarazos, bodas, familias detrás de cada persona. No tienes porqué entablar amistad con la gente, pero sí mostrar interés por sus vidas. Que sólo trabajamos ocho horas al día, pero es con quién más tiempo compartimos.

7. Tu equipo siempre es perfecto

Tu equipo siempre trabaja perfectamente de puertas afuera. De puertas adentro, ya se hablará con cada persona. Y más si tu trabajo es con clientes: podrán tener la razón, pero si no la tienen, no la tienen.

8. El trabajo se reparte a primera hora

Igual que el horario está para cumplirlo, también el horario de quien está a cargo nuestro está para cumplirlo, sobre todo el horario de salida.

9. Tus jefes se equivocan

Y nosotros. Pero si te pretenden imponer procesos o modos de trabajo que no son eficientes, hay que decírselo. Si agachas la testuz, el trabajo se resentirá y saldrá mal. ¿Te acuerdas de cuando estabas abajo y agachabas la cabeza con los consiguientes problemas? Pues eso.

10. No se grita

Ni se discute. Se intercambian opiniones, se tienen puntos de vista diferentes, pero siempre se dialoga. Ah, y los fallos son fallos. Todos somos humanos.

11. Tú también tienes que aprender

No hay cosa que más moleste que ir a preguntar a un jefe cómo hay que hacer algo (especialmente en trabajos complicados y que debería saber hacerlos también) y que te demuestre que no tiene ni idea o que no ha actualizado sus conocimientos.

12. Apóyate en tu equipo

El último consejo y que también tiene relación con lo anterior. Si tienes que aprender, la mejor forma para que todo sea más fácil es que todos aprendamos a la vez.

Estos doce consejos (y alguno más que me habré dejado en el tintero) los usé en mi anterior trabajo. Y funcionaban. Mejor o peor, pero funcionaban. Me costaron alguna bronca con mis superiores y alguna vez con mis compañeros, pero todo al final se basa en que no eres el jefe: eres uno más pero con más responsabilidades. Y esa responsabilidad hace que no se pueda escurrir el bulto, así que lo mejor es que no haya bulto que escurrir. Si lo probáis, veréis como con un equipo motivado no hay bulto que escurrir.

Fotografía Work de Alfonso Surroca bajo licencia Creative Commons


Unadocenade también está en Google Currents. Suscríbete.
Los post de Unadocenade se pueden republicar siempre que respetes nuestras condiciones de republicación.

J. Esteban Mucientes

Sobre J. Esteban Mucientes


Conocido como @mediotic, es consultor freelance, enfocándose en los medios sociales, especialmente mostrar a través de la formación la utilidad de las redes sociales para cualquier tipo de negocio o colectivo colaborando de manera estable con Vital Innova. Escribe en su blog mediotic.info, en el que da salida a temas relacionados con el Social Media y temas de primera ayuda para gestionar redes sociales (aparte de denunciar el humo). Según parece, pertenece a la Junta Directiva de AERCO-PSM. Vamos, que lo mismo te descose un roto que te rompe algo ya cosido. O algo así