De todos es sabido que masturbarse es, además de pecado, una marranada insana y no produce ningún beneficio para la salud, pese a que haya cientos de estudios científicos que traten de demostrar lo contrario.

En unadocenade estamos dispuestos a mostraros que el buen camino existe y que es posible llevarlo a cabo si realmente lo deseamos y nos concentramos con todas nuestras fuerzas para no desfallecer, pues, aunque podáis pensar lo contrario, la tentación existe a cada paso que damos, en los lugares más insospechados y por eso hemos preparado esta docena de consejos que, a buen seguro, lograrán que no os desviéis del buen camino:

1. No veas la tele

La televisión es, claramente, un antro catódico de perversión. Sea la hora que sea del día de la semana que sea y del canal que pongas. Obviamente estarás expuesto a unas altas probabilidades de ver carne y ya sabemos dónde nos lleva la carne…

2. No leas revistas

Lo mismo aplica para las revistas. Nada. Ninguna. Ni acercarse. ¡Si hasta las portadas de las revistas científicas llevan tías en bolas! Las revistas para tíos llevan tías en bolas y las revistas para tías también llevan tías en bolas. Lo mejor es mantenerse a distancia, por precaución.

3. No salgas a la calle

Y mucho menos si es primavera o verano, que ya sabemos que cuando hace calor la gente se destapa y luego pasa lo que pasa…

4. No hagas deporte

¿Deporte? Eso es para débiles.
Las probabilidades de encontrarte con seres humanos en paños menores o ligeros de ropa o marcando todas sus formas es elevadísima. ¿Vestuarios? Ni se te ocurra. Pues ahí habita el mismísimo Onán.

5. No vayas a la playa

En la playa, ese lugar de Satán, sólo hallarás perdición. Ni aunque sea enero y estés en una playa del mar de Bering y te parezca que estás solo. Puede que alguien haya tenido la misma idea que tú… y ya se sabe: playa, cuerpos mojados… tch.

6. No escuches música

La música magnifica las emociones. Y esto es lo último que queremos. Además, ya sabemos que la música es un invento del mismo Lucifer para amansar a las fieras. Nada, pues, de andar por ahí escuchando nada. Muchísimo menos si es heavy o cantantes melódicos.

7. No veas películas

Te podrá parecer que determinadas películas son para todos los públicos, pero no. Esto suele ser una tapadera y ya sabemos que muchas nos ofrecen mensajes subliminales, así que mejor evitar todas las tentaciones.

8. Nada de internet

Aunque trates de restringir el contenido que puedes visualizar, internet es, desde luego, uno de los antros lujuriosos más salvajes con que nos podemos encontrar hoy día. Por lo tanto, lo mejor es no acceder jamás a internet. Si por razones laborales o de estudios tienes que acceder a internet… al fin y al cabo estamos en la era digital… conéctate solo cuando estés metido en la cama con tus padres o en el despacho de tu jefe. La tentación te acecha y solo la presencia de otras personas puede hacerte evitar caer en una espiral de porno, tentación y tocamientos

9. Nada de móvil

Quien dice internet dice el móvil, claro. Esos mensajes con fotos obscenas, esas conversaciones rayando todos los límites con amigos… Mantente alejado y así evitarás sucumbir.

10. Nada de amigos

Por supuesto… ¿amigos? ¿Qué haces con los amigos? ¿Para qué sirven?
Pues eso… sólo sirven para confundirnos aún más y llevarnos por senderos de perdición. Nada de conversaciones íntimas ni de confesiones. Hay que mantener siempre las distancias.

11. Nunca estés solo

Nunca, nunca, bajo ningún concepto, jamás te quedes a solas. Quedarse a solas significará tener que luchar contra tus propios demonios interiores y sólo te lo recomiendo si estás muy enfermo y no eres capaz más que de moverte del sofá al wc y de ahí a la cama (o viceversa). En cualquier otro caso, distráete mirando al cielo o rezando el rosario.

12. No vayas hacia la luz…

Si has llegado hasta aquí, seguro que ya tienes claros los puntos a evitar. Pero ten por supuesto que si perseveras en estos consejos, lo conseguirás. Si no, te recomendamos esta otra alternativa.

Dicho lo cual, mucha suerte, queridos amiguitos… la vais a necesitar 😛

PD: y por si queréis mirar algún post más por ahí, os recomiendo esta genialidad de Iker Armentia.

Fotografía vía Shutterstock.


Unadocenade también está en Google Currents. Suscríbete.
Los post de Unadocenade se pueden republicar siempre que respetes nuestras condiciones de republicación.

Sobre Cristina Juesas


Cristina Juesas, también conocida como Maripuchi, trabaja como consultora de comunicación. Organizadora y fundadora del TEDxVitoriaGasteiz. Ha sido presidenta del Toastmasters Club Vitoria-Gasteiz, asociación para mejorar las habilidades comunicativas y de liderazgo y ha sido elegida Directora de División para el curso 2017-2018. Autora de la Guía de usos y estilo en las redes sociales del Gobierno Vasco y coautora de Comunicación de Crisis Online. Organiza e-Innobar, un evento socio-tecnológico mensual en Vitoria-Gasteiz. Colabora con la Cadena SER en el programa Hoy por Hoy Vitoria en una sección sobre nuevas tecnologías.