La cantidad de fotografías que se suben diariamente a Internet creo que supera todo lo imaginable. Porque el que más o el que menos tiene una cámara digital o un móvil con cámara. Y además aplicaciones como Instagram han popularizado el compartir, por su sencillez e inmediatez, de casi cualquier momento que vivimos. Eso no quiere decir que la mayoría de las fotos que se suben sean de una calidad más que dudosa, por mucho filtro que le pongamos. Por eso, vamos a establecer unas pocas bases que pueden ayudarte a mejorar tus tomas fotográficas. Si eres un experto fotógrafo, es casi seguro que las conocerás todas.

1. Mirar, mirar y mirar

Hay que ser capaz de entrenar la mirada y eso sólo se consigue mirando. Cuando empiezas a interesarte por la fotografía, tu mirada cambia, comienzas a ver la realidad como si miraras a través de la lente de una cámara. Sólo mirando con esos ojos renovados puedes descubrir temas y motivos fotográficos de interés. Fotografiar el plato de comida, puede ser una opción válida para un día, pero reconozcamos que no suele ser lo que podríamos llamar una gran foto.

2. Practicar, practicar y practicar

Después de mirar, hay que practicar. Si tomas fotos una vez al año, difícilmente te saldrán buenas fotos. La pericia en cualquier ámbito se consigue con la práctica y el coste de tirar una foto más, una vez tienes el equipo para hacerlo, es muy bajo. Así que no hay excusa para no practicar.

3. Elegir el encuadre

Hay ocasiones que requieren mirar y disparar para poder capturar el momento, sin casi ni tiempo para pensar. Pero en la mayor parte de ocasiones, tienes tiempo de pensar un poco. Y ahí entra jugar un poco con la composición tratar de ver qué quieres transmitir con esa foto y qué elementos necesitas para ello. No pretendo que hagas una obra de arte, pero si estás retratando a alguien, fíjate en lo que hay detrás de la persona pues a veces basta con cambiar un poco la posición para que no salga el container de la basura.

4. Usar la regla de los tercios

Puedes estar pensando, después del punto anterior, si, vale, ¿pero en que me baso para elegir el encuadre? Para empezar yo te recomendaría la regla de los tercios, que como puedes ver en el esquema consiste en dividir la imagen en esas secciones imaginarias y poner el motivo principal en esas intersecciones. La mayoría de las cámaras permiten incorporar la cuadrícula en el visor o pantalla y así ayudarte a ver la composición. Esta regla aporta dinamismo a las tomas y es agradable al ojo, ya que se basa en la Proporción Áurea.

La regla de los tercios

5. Tirar en automático

Si no eres un aficionado avanzado, prueba como primera opción a tirar en automático. Las cámaras de hoy en día están muy optimizadas y suelen dar resultados más que aceptables en su opción automática.

6. Mirar de dónde viene la luz

A pesar de que puedas tirar en automático, mira de donde viene la luz. Porque si tiras a contraluz en automático, para sacar una fotografía de paisaje, posiblemente te saldrá oscura. Aunque tu cámara no incorpore un sistema en el que puedas elegir dónde medir la luz (si lo incorpora, aprende a usarlo) moviendo el encuadre te darás cuenta de que cambia de manera autómatica la medición de la luz. Haz un par de pruebas y chequea en la pantalla de la cámara.

7. Tirar en modos específicos

La mayoría de cámaras incorporan además del modo automático, los modos específicos: paisaje, deportes, nocturno, retrato, etc… Son un paso más que tirar en automático y te sacan también de bastante apuros, pues la máquina realiza bastantes mediciones por sí misma.

8. Tirar en manual

Aquí ya estaríamos un paso más avanzado que los anteriores, pero obviamente para esto, necesitas una cámara que incorpore modos manuales, no una muy sencilla y mucho menso un móvil. Si ya tienes una cámara de ese tipo es de esperar que tires bastante en manual, pero como me he hartado de ver gente con “maquinones” tirando en automático, pues ahí lo dejo.

9. Apúntate a un foro de fotografía

Quizás este no sea un paso básico como dije en el título, pero es un lugar en el que se aprende mucho. En los foros hay verdaderos expertos del tema que te pueden ayudar a resolver práctivamente cuqluier duda que tengas. Y también puedes leer si no quieres participar, ya que se aprende mucho también mirando y leyendo.

10. Júntate con otros aficionados

Existen encuentros, “kedadas”en el argot, photowalks y muchas ocasiones para juntarte con otros aficionados. Te explicarán muchas cosas, compartirás conocimientos e ideas y te ayudarán a aprender más deprisa y a motivarte a seguir profundizando en el tema de la fotografía.

11. Educar la mirada

Mirar a tu alrededor con ojos renovados, ya te he dicho que era un primer paso. Pero para progresar, es importante también saber mirar. Y eso se aprende además de practicando, educando la mirada, es decir, viendo la obra de otros fotógrafos. Una manera es la que te he dicho en el punto anterior, de estar en un foro, pero también puedes ver la obra de grandes fotógrafos y darte cuenta de cómo enfocan los diferentes temas que inmortalizan. Te aseguro, que se prende mucho de los “grandes”. Y no se trata de copiar, sino de educar la mirada, que es otra cosa muy distinta.

12. Atreverse a ser más creativos

A pesar de todo lo dicho en los 11 puntos anteriores, hay que atreverse a ser creativo y experimentar. He visto fotos impresionantes de personas que no sabían apenas nada de fotografía pero eran tremendamente creativas e intuitivas. Aprende las normas de la fotografía, las técnicas y luego atrévete a romperlas y tener tu propio estilo.

Al llegar aquí puedes decirme que algunos consejos no eran exactamente “básicos” pero supongo que ya imaginarás que para tomar una buena foto, hay que ir más allá de lo básico 😉 . Espero eso sí, que con estas ideas tus fotos mejoren y disfrutes de esta afición que puede llegar a darte tantas satisfacciones.

Fotografía destacada cortesía de Βethan via photopin cc.


Unadocenade también está en Google Currents. Suscríbete.
Los post de Unadocenade se pueden republicar siempre que respetes nuestras condiciones de republicación.

Mertxe Pasamontes

Sobre Mertxe Pasamontes


Suelo definirme como psicóloga 2.0. Soy Licenciada en Psicología Clinica (UB) y licenciada en Humanidades (UOC). Tengo formación complementaria con un Posgrado en Trastornos mentales y soy Trainer en PNL y Master en PNL y Coaching y en Hipnosis Erikssoniana. Trabajo como terapeuta, coach y formadora de manera freelance. Escribo en un Blog de Psicología divulgativa www.mertxepasamontes.com. Me encanta también la fotografía y tengo una galería en http://www.pbase.com/raspilla. Autora del ebook Rompe tus cadenas mentales. Y atrévete a cambiar.