Si lo que deseas es abrir un negocio solo y exclusivamente para ganar dinero, este es un error grandísimo. La realidad es que muchas empresas no superan ni los 3 años de vida y algunas con suerte llegan a su quinto año, pero al poco tiempo, tienen que cerrar.

Entonces, ¿cuándo sabemos en qué momento emprender? O, ¿cómo sabemos si estamos preparados para esto? Estas son las preguntas más frecuentes de los emprendedores cuando deciden dar el paso. No obstante, los principales desafíos a los que se enfrentan son a sobresalir de la competencia y a captar clientes para sus negocios.

Por tanto, para conseguir que un emprendimiento sea rentable y exitoso, debemos prestar atención a una serie de puntos en los que coinciden la mayoría de emprendedores exitosos y expertos en el mundo de los negocios:

1. Define por qué quieres emprender

Mi consejo es que cojas un lápiz y papel y escribas al menos 3 razones por las que has decidido lanzarte a esta aventura empresarial. Recomiendo que en ninguna de ellas pongas ganar dinero, de esta manera cada vez que estés atravesando un mal momento, siempre tendrás motivos para seguir adelante aunque el dinero no te dé los beneficios que esperabas.

2. Elabora un plan de negocios, pero tampoco te obsesiones con él

El plan de negocios te ayuda reflexionar sobre algunos aspectos de tu negocio, pero no olvides que no vas a tener éxito por tener un plan bien escrito, sino porque tu negocio están bien gestionado. Este documento te servirá sobre todo cuando no puedas financiar tú mismo tu negocio y tengas que recurrir a inversores u otras entidades para conseguir financiación, será a través de este como conozcan tu idea de negocio.

3. Estudia el mercado

Una pieza clave para saber si tu negocio va por buen camino es validar esa idea de negocio con tus clientes. ¿Qué les parece a ellos mi idea? ¿Mi marca les cubrirá una necesidad? Piensa que nuestra idea puede ser original, atractiva, interesante, pero si no la necesitan, no servirá para nada todo mi esfuerzo.

4. Buscar inversores que no solo busquen y aporten dinero

¿Quién es el socio ideal? Lo que sí está claro es que debemos evitar tener de socio a alguien que solo le interesa el dinero. Este perfil no se preocupará por el negocio, a diferencia de otros que han pasado por la misma situación que tú y quieren ayudarte en tus inicios porque quieren que tú también crezcas. Este perfil de socio, además de darte consejos, te ayudará a generar contactos para aumentar tus ventas, ¡justo lo que necesitamos!

5. Detecta las necesidades de tus clientes

Antes de nada, deberás conocer bien a tu cliente y una vez completado este paso, deberás detectar sus necesidades reales. ¿Qué necesitan para estar satisfechos con tu producto o servicio? La mejor manera de solucionar esto es hablando directamente con ellos o a través de encuestas.

6. Aprender a ser un líder, no un jefe

La mejor forma de obtener resultados y ser productivo en tu trabajo es ejerciendo como un buen líder ante tus trabajadores: motivar al personal, guiarles por el buen camino, escucharles y felicitarles cuando la ocasión lo merezca.

7. Fijar una cultura de trabajo

Establecer una cultura de trabajo te ayudará a ser respetado por los demás y servirá para que los trabajadores se comprometan con su trabajo, cumpliendo sus deadlines (tiempos de entrega) y actuando con responsabilidad.

8. Aprende a escuchar

En ocasiones las respuestas a nuestros problemas están más cerca de lo que creemos. Cuando estamos agobiados por algún tema o algo no sale como debería, echamos la culpa a nuestros empleados. Y este es un gran error. Quizás, debamos apoyarnos en ellos, en lugar de culparlos y desmotivarlos. Ellos pueden tener las respuestas a nuestros problemas.

9. Trata bien a tus clientes

Cuida y fideliza a tus clientes porque estos serán tu mayor fuente de ingresos. Además un cliente feliz, atraerá a más clientes, ya sea por el boca a boca u otros medios. ¿Por qué no le regalamos un cupón de descuento en la primera compra o les hacemos un descuento por ser nuestro cliente del mes?

10. Sigue formándote

Un emprendedor debe estar continuamente formándose, tanto en temas de gestión de empresas, como en temas de marketing, ventas, o comunicación.

11. Financia tu negocio correctamente

Administra bien tu dinero y no derroches al principio. Usa el plan de negocios para encontrar capital para tu negocio en programas del Gobierno, incubadoras o en inversionistas privados.

12. Piensa cómo vas a promocionarlo

De nada sirve tener listo tu negocio si nadie lo conoce. Empieza a promocionarlo a través de carteles, flyers, redes sociales, tarjetas de visita, ofrece muestras de tu producto por la calle, reparte cupones de descuento del tipo “los 30 primeros clientes conseguirán un 20 % de descuento en tienda”, ¡todo vale!



Espero que estos consejos te hayan servido para organizar tus ideas a la hora de emprender un negocio. Y sobre todo, te sirvan para entender que lo que debe empujarte a ser emprendedor no es el dinero, sino la pasión por realizar ese sueño. Esa es la única razón por la que seguiremos luchando cada vez que nos caigamos.



Imagen destacada vía Pixabay.



Unadocenade también está en Google Currents. Suscríbete.
Los post de Unadocenade se pueden republicar siempre que respetes nuestras condiciones de republicación.

Edith Gómez

Sobre Edith Gómez


Edith Gómez es editora en Gananci, apasionada del marketing digital, especializada en comunicación online. Se niega a irse a la cama cada noche sin haber aprendido algo nuevo. Le inquietan las ideas de negocio y, más aún, aportar una mirada creativa al pequeño mundo en el que vivimos.