¿De verdad que el Sálvame lo ha visto tanta gente? No puede ser. Yo solo veo los documentales de la 2 y Salvados.
Pues es así. Millones de personas ven Salvados y prácticamente nadie ve los documentales de la 2. Salvados va escalando posiciones poco a poco…
¿Cómo se sabe? Por la medición de audiencias. Parece magia, parece un timo, parece imposible, pero es básicamente estadística que los que controlan de ella dicen que es muy fiable.
La estadística aplicada a la medición de audiencias es más o menos igual de fiable que la estadística aplicada a los sondeos electorales, pero ahora mismo es el único sistema válido y aceptado por todas las partes implicadas para determinar el éxito o el fracaso de un programa.
Nos guste o no, la medición de las audiencias televisivas determina la programación televisiva, tanto la que ves como la que no ves (o dices que no ves).

1. ¿Qué es un audímetro?

Cómo su propio nombre indica, es el aparato que mide las audiencias. Cuando un hogar es elegido como “muestra estadística” para la medición de audiencias se colocan tantos audímetros como televisiones haya en la casa.

2. No conozco a nadie que tenga un audímetro. ¿Existen de verdad o son animales legendarios?

En España existen ahora mismo 4.537 audímetros repartidos por todas las regiones dependiendo de la densidad de población, es decir hay más audímetros en Madrid que en Castilla-La Mancha y más en el País Vasco que en Cantabria.

3. ¿Cómo se elige a quién colocar un audímetro?

Por estadística. Se estudian las estadísticas de población y se elige una muestra de población lo más representativa posible. Es decir, si todos viviéramos en ciudades de más de un millón de habitantes, tuviéramos estudios universitarios y estuviéramos casados y con 2 hijos…todos los hogares con audímetros responderían a ese patrón. Como esto no es así, los audímetros se colocan en hogares muy distintos y en una región con una mayoría de población rural, de más de 65 años y sin estudios, la mayoría de los audímetros estarán colocados en hogares así.

4. ¿Pagan por tener un audímetro?

No, no te pagan. Tienen un sistema que se parece bastante a las tarjetas de puntos de las gasolineras y ese tipo de cosas, acumulas puntos y te los cambian por tupers con tapas que no cierran. La recompensa es tan cutre que sólo el que tiene mucho interés acepta tener un audímetro. O puede que no sepa lo que implica.

5. Un audímetro ¿Es para toda la vida?

No. Si te han elegido porque eres un soltero con estudios universitarios que vive en una ciudad de más de un millón de habitantes y un año después te has casado con una jippi que tiene 6 hijos y te has ido a vivir a una aldea rural, te has salido del perfil al que representabas y ya no vales. Para la estadística no sirves, asi que el audímetro va fuera. Si te portas mal y te pillan los señores de los audímetros, también te lo quitan.

6. ¿Cómo funciona el audímetro?

Ya tienes el audímetro en casa, uno colocado por cada tele que tienes en tu dulce hogar. El aparato viene con un mando donde hay un botón que identifica a cada uno de los habitantes de la casa. Si tú llegas y enciendes la tele, en teoría tienes que decirle al audímetro quien eres y pulsar el botón de “varón mayor de 35”. Si decides ser un poquito malo y no lo haces el audímetro empieza a pitar como un condenado y al final le das para que se calle. Hay hasta siete botones por miembros del grupo familiar y quince botones para invitados.

7. ¿Se puede engañar al audímetro?

¡Por supuesto! No es un polígrafo, es una máquina y está en el salón de tu casa, tú tienes el poder. ¿Cómo se puede engañar? Volvamos al punto anterior, llegas y enciendes la tele, las noticias del canal que sea, el audímetro pita y tú que estás tocapelotas decides que hoy no eres el “varón de 35 años” sino que eres “mujer de 30” y pinchas ese botón. El audímetro no va a decir “ picarón… que te veo”. Se callará y tú podrás ver las noticias tranquilo. El audímetro por supuesto no sabe si después ha llegado tu mujer, tu hijo, tu hija y 4 amigos y estáis todos viendo la peli de sobremesa si tú no pulsas los botones correspondientes.
De todos modos si empiezas a hacer muchas cosas raras, es posible que los señores de los audímetros te llamen a preguntarte cómo es posible que tu mujer esté enganchada al canal porno 24 horas o cómo es posible que tu hijo de 2 años vea Redes todos los domingos.

8. ¿Qué es el Share?

El share es el tanto por ciento de gente que está viendo la televisión. Es decir, si a las 10 de la noche hay 6 millones de personas viendo la televisión y determinado programa lo están viendo 3 millones de personas, ese programa tiene un share del 50%.

9. ¿Qué es el rating?

Obviamente un 50 % de share de 6 millones de espectadores no es lo mismo que un 50% de share con 2000 tíos viendo la tele. El rating mide la cantidad de espectadores en cientos, miles o millones.

10. ¿Por qué la audiencia del prime-time es la más importante?

El prime time es el horario comprendido entre las 21:30 y las 23:30. La estrategia de las cadenas es prolongarlo lo más posible haciendo que las emisiones de esa hora duren lo máximo posible y por eso te calzan anuncios cuando quedan 5 minutos de peli y estás ya dando cabezadas en el sofá. En el primetime es cuando hay más gente viendo la tele, ha terminado el curro, ya has cenado o estás en ello y no tienes fuerzas para nada más, asi que la mayoría de la gente está en el sofá haciendo zapping. Hay que cazarlos como se pueda.

11. ¿Qué es el minuto de oro?

El minuto de oro es como su propio nombre indica el minuto que vale más, el minuto de una emisión que concentra más espectadores frente al televisor. El minuto de oro de la historia de la TV de España es, como cabía esperar, el producido en un partido de fútbol: se dio en el último instante (23:26) de los penaltis de la Semifinal entre Portugal y España en la Eurocopa 2012, retrasmitido por Telecinco el miércoles 27/06. Marcó Fabregas. Estamos hablando de 19.086.000 espectadores (87,3% de share) El resto del share estaba viendo Redes o los documentales de la 2… seguro.

12. ¿Es la medición de audiencias tal y como está planteada un buen sistema?

Es un buen sistema desde el momento en que todos los implicados en el mundo televisivo lo aceptan. Las televisiones organizan sus parrillas basándose en criterios de audiencia, necesitan hacer programas que “sean vistos” y que esa cantidad de gente que va a verlos sea medible para poder presentárselos a las empresas para que así éstas quieran pagar por anunciarse en esas franjas de emisión. Las empresas buscan a su vez los programas más vistos basándose también en la medición de audiencias para ver si les interesa patrocinarlos.



La medición de audiencias sirve ahora mismo para dar un precio al tiempo en televisión.
Otro tema es si debería utilizarse la televisión para algo más que vender tiempo…pero eso queda para otra docena.

Fotografía destacada de Roel, con licencia Creative Commons.


Unadocenade también está en Google Currents. Suscríbete.
Los post de Unadocenade se pueden republicar siempre que respetes nuestras condiciones de republicación.

Sobre Molinos


Un día abrí un blog... Pensamientos. Libros. Frivolidades. Críticas destructivas. Recomendaciones. Indignaciones. Perfiles. Cuentos "didactivos". Grandes momentos etílicos. Despellejes. Documentales. Filosofía de garrafón. Conversaciones. Recetas. Maternity. Y más... Finalista de los Premios Bitácoras y de los Premios 20Blogs 2012. Cosas que (me) pasan .