La crisis ha cambiado nuestros planes, nuestros hábitos de consumo y hasta nuestras charlas superficiales. Hasta hace unos años, para quedar bien en una conversación de bar/piscina vecinal/chiringuito de playa bastaba con leer el Hola en la pelu, tener una ligera idea de qué pasaba en el país y seguir la liga de fútbol. Hoy no. Desde la quiebra de Lehman Brothers las cosas económicas han evolucionado de “temas de los que sólo hablábamos con el asesor” a “temas habituales en la cola del súper”. Lo cierto es que la mayoría de la gente habla de Economía sin saber, y usted puede hacer lo mismo, claro está. Pero… ¿no le encantaría pillar al presidente de su comunidad, a ese compañero de trabajo pesado o a su cuñado favorito en pleno farol?

1. Prima de Riesgo

Primero nos sonaba a chiste fácil, luego a galimatías, ahora a lugar común. Pero, ¿qué es la prima de riesgo? Si “prima” es una cantidad extra de dinero que se da a modo de recompensa, estímulo o agradecimiento (a los comerciales por vender muchos coches, a los futbolistas por ganar un partido, a usted por cumplir objetivos), la prima de riesgo es el extra que pagan los países a un inversor por prestarles dinero a ellos y no a otro país más fiable. España paga más intereses que Alemania porque Alemania tiene más pinta de poder pagar sus deudas, así que tenemos que ofrecer más intereses para que alguien nos quiera prestar.

Como la deuda alemana es la que se considera la más fiable, la prima de riesgo se calcula por comparación con ella: el interés de la deuda española a 10 años (por ejemplo 4,64%) menos el interés de la deuda alemana (por ejemplo 1,42%), por cien (por ejemplo 322 puntos básicos). Algunos la llaman “spread” o “diferencial”, dependiendo de su origen geográfico o su tertuliano de cabecera.

2. Deuda

Ésta es fácil, si controlamos “prima de riesgo” controlamos “deuda” seguro. Una deuda es una obligación de devolver lo que nos han prestado de acuerdo a unas condiciones acordadas previamente (intereses, plazo para devolverlo…). Si el compromiso lo tengo yo con mi banco podemos estar hablando de un préstamo personal; si lo tiene el Estado con un grupo de inversores que tiene Letras o Bonos del Tesoro hablamos de deuda soberana. También es deuda pública lo que un ayuntamiento le debe a un banco que le ha prestado dinero, por ejemplo, o lo que una comunidad autónoma le debe a la empresa que le ha construido 37 rotondas. O sea, la deuda funciona, salvando las distancias, igual para las administraciones que para usted y para mí.

3. Rating

“Rating” es “clasificación” en inglés. Como concepto económico para triunfar socialmente, “rating” es clasificación de empresas, entidades, países, según la capacidad que tengan de pagar su deuda, según el riesgo que suponga prestarles dinero, invertir en esa deuda. Que Moody’s, Standard & Poor’s o Fitch, las principales agencias de rating, rebajen la calificación de la deuda de un país significa que, tras revisar las cuentas y las previsiones, consideran que el riesgo de impago es mayor que antes. Cada una de ellas utiliza una escala diferente, pero básicamente AAA o Aaa significa “supersolvente”, y de ahí para abajo.

4. Quita

Acuerdo al que llegan acreedor y deudor por el que el segundo paga una parte de la deuda y el primero renuncia a su derecho sobre el resto. El deudor paga, aunque menos de lo inicialmente pactado, y el acreedor asume ciertas pérdidas a cambio de cobrar al menos una parte de lo que se le debe. Por ejemplo, cuando Grecia fue rescatada llegó a un acuerdo con sus acreedores que aceptaron una quita del 50% para que el país no se declarase insolvente y ellos se quedaran sin nada.

5. Rescate

Rescate, intervención, bailout. Se produce cuando un país, empresa o individuo en peligro de quiebra acepta ayuda económica (básicamente, dinero) para evitar la bancarrota. Se puede rescatar a un país entero (caso de Grecia) o a un sector concreto (caso de los bancos españoles). Por lo general el rescatado acepta préstamos y recursos financieros de bancos centrales, países o instituciones a cambio de presentar un plan de saneamiento para volver a ser rentable. En la práctica supone perder cierta soberanía, porque los rescatadores -a cambio de su dinero- adquieren la capacidad de tomar decisiones sobre el rescatado.

6. Troika

Trío formado por la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional, los encargados de supervisar la aplicación de los planes de rentabilidad de los países rescatados. Si obedeces a la troika, recibes financiación; si no obedeces a la troika, no recibes financiación. Así de fácil. Los inspectores que la troika manda a controlar cómo van las cosas en los países intervenidos se conocen como “los hombres de negro”.

7. Recesión

Palabreja que se usa alegremente y no significa lo que muchos creen que significa (ni siquiera Letizia). Recesión no es lo mismo que crisis, ni que crecimiento negativo. Un país está en recesión cuando la actividad económica (lo que mide el Producto Interior Bruto o PIB) disminuye durante dos trimestres consecutivos. ¿Por qué este plazo? Porque así lo expuso el economista Julius Shiskin en un artículo en el New York Times en 1975, y nadie se ha animado a cambiarlo todavía.

8. Inflación

Un concepto de los de toda la vida, que últimamente suena mucho al hablar de pensiones. ¿Qué es? Inflación es el incremento generalizado y sostenido de los precios durante un período de tiempo determinado. O sea, lo que sube la cesta de la compra (comida, gasolina, ropa…). ¿Por qué sale en las noticias cuando hablan de reformar las pensiones? Porque antes la subida de los precios se utilizaba para calcular cuánto debían subir las pensiones, para que los jubilados no perdieran poder adquisitivo. El comité de sabios al que el Gobierno encargó un informe para hacer viable el sistema de pensiones que propone que en lugar del IPC (Índice de Precios de Consumo) se utilice el FRA (Factor de Revalorización Anual) que sería un combinado del IPC, la salud de las cuentas de la Seguridad Social y el estado de la Economía española.

9. Déficit

Déficit es la situación en la cual los gastos superan a los ingresos. Un país está en déficit cuando gasta más de lo que ingresa. Para corregir esa situación tienen que aumentar los ingresos (vía deuda soberana, créditos, impuestos, multas…) y/o disminuir los gastos (en educación, salud, Seguridad Social, infraestructuras, transportes, I+D, sueldos, deudas…). El déficit público incluye al conjunto de las administraciones públicas: no sólo la administración central, también las comunidades Autónomas y los Ayuntamientos.

10. Balanza Comercial

Diferencia entre exportaciones (lo que un país vende al exterior) e importaciones (lo que un país compra a otros). Es positiva si el valor de lo vendido supera al de lo comprado (superávit comercial) y negativa si las exportaciones valen más que las importaciones (déficit comercial). Es de los pocos datos que últimamente da alegrías al Gobierno, pero hay trampa: no siempre significa que estés vendiendo mucho fuera, también puede querer decir que el país no consume y por eso no se compra al exterior.

11. Preferentes

Producto financiero complicado que ha amargado la vida a mucha gente en España porque los señores del banco no le explicaron bien que (1) las participaciones preferentes son perpetuas, así que para recuperar la inversión hay que venderlas en un mercado secundario al precio que diga la cotización, que puede ser mucho menos de lo invertido; (2) es un mercado muy poco líquido con lo que se puede tardar meses en venderlas; (3) la rentabilidad prometida es una especie de dividendo anual que no tienen que pagarte si la empresa no ha tenido beneficios ese año; y (4) las preferentes no están cubiertas por el Fondo de Garantía de Depósitos porque no son un depósito, así que si el banco quiebra el tenedor de preferentes lo pierde todo.

12. Dación en Pago

“Dación en pago”, dar algo para pagar una deuda. Dar tu casa para cancelar una hipoteca cuyas cuotas no puedes pagar. Como hemos visto muchas películas y en EEUU es más que habitual, muchos pensaban que en España también era lo normal, pero no. Aquí si no puedes pagar el crédito tu banco se queda la casa, pero si su valor no cubre el total de la deuda tú aún tienes que pagar el resto. La dación en pago es una de las propuestas de la iniciativa popular que la Plataforma de Afectados por la Hipoteca llevó al Congreso, y el Parlamento Europeo ha sugerido que se aplique en caso de familias en situación de quiebra. Y la cuestión es que ya se hace: el Colegio de Registradores de la Propiedad calcula que en 2012 los bancos admitieron 11.441 daciones en pago, una quinta parte de las ejecuciones de hipoteca, sobre todo con personas en situación de pobreza, cuando era imposible ningún tipo de cobro por falta de recursos o avales.



La vida de los conceptos económicos que hay que saber para triunfar socialmente es limitada, porque hasta ellos pasan de moda. Por eso en esta lista no sale “subprime”, “abismo fiscal” o “ventas en corto”. Pero me los apunto para una posible próxima entrega: Una docena de conceptos económicos viejunos.



Imagen destacada cortesía de Rob Lee via photopin cc


Unadocenade también está en Google Currents. Suscríbete.
Los post de Unadocenade se pueden republicar siempre que respetes nuestras condiciones de republicación.

Belén García Francoy

Sobre Belén García Francoy


Periodista económica, especialista en literatura anglosajona, cocinera, traductora, fan del chocolate, de reírme y de la buena ficción en todos sus formatos. Hablo de Economía todos los días en el programa Visión Global de Radio Intereconomía y de vez en cuando escribo de dinero con toques de cultura pop en Es Money Honey