A estas alturas es una obviedad decir que las TIC han venido para facilitarnos la vida, pero es así. Después de un fin de semana de intensas nevadas en Vitoria-Gasteiz y de haber utilizado hasta la saciedad la etiqueta #nieveVG en Twitter, es hora de volver a contar de dónde viene y estudiar un poco el caso.
Por motivos geográficos y de amistad con sus impulsores lo conozco bien y me parece tan de libro que es justo explicar las claves que han hecho que triunfe y que cada nevada o helada vuelva a nos, como el turrón por navidad.
Tres inviernos (desde 2010) hace que, cada vez que la meteorología se pone a tono con la época del año, la ciudadanía vitoriana desempolva #nieveVG para mantenerse informada, puntualmente, del estado de la vía pública en los diferentes barrios y zonas de la ciudad y del estado de las carreteras de la zona.

Todo surgió con una cagada (con perdón) del Ayuntamiento. Un error de previsión o de no se sabe muy bien qué, porque en estos casos los culpables se diluyen, pero un error grave, al fin y al cabo, que sucedió en enero de 2010 cuando, de acuerdo con las previsiones, un jueves se puso a nevar a conciencia y se mantuvo dos días nevando a conciencia… y luego hubo otros dos días de temperaturas bajo cero. La nieve se heló y la diversión del fin de semana dio paso a un lunes caótico en el que los servicios municipales no daban abasto y la ciudadanía se cabreó muchísimo y con razón.
La siguiente nevada, tan solo un mes después, tres aviesos internautas, a saber @faidit, @sagudino y @aselavit, aprovechando la plataforma Colabora en Red se sacaron de la manga una genialidad que, desde entonces, como decimos, vuelve cada vez que es necesario, para resolver problemas ciudadanos allá donde los hay en un ejemplo de colaboración ciudadana e institucional que sólo encuentra comparación con la organización ciudadana con los trenes de cercanías catalanes.

Toca hacer un repaso de los puntos que han llevado a esta iniciativa a donde está:

1. Gap

La falta de información por parte de las Administraciones y la falta de actualización puntual de la prensa local hacían que la ciudadanía se sintiera huérfana.
Y es que no todo el mundo tiene que pasar por el centro de la ciudad para ir de su casa al trabajo…
Problemas en los barrios, en las rotondas, en los accesos a los centros de trabajo (porque no todo el mundo trabaja en la Mercedes, claro, la fábrica más grande de la ciudad y que da trabajo a un buen número de vitorianos y vitorianas).
Ciudadanía cabreada, en definitiva, y un claro espacio abierto para la utilización de una herramienta bien sencilla, como es Twitter, que se puede usar en movilidad y que todo el mundo, tenga o no cuenta en ella, puede mirar.

2. Bottom-up

Utilizar un hashtag es algo que no requiere conocimientos previos. Si esta etiqueta es útil, el abono está servido. Y en las horas siguientes al comienzo de la utilización de #nieveVG, el éxito fue inmediato.
Los tuiteros, según pasábamos por algún sitio que estaba complicado, informábamos con la etiqueta y creamos una red y la hicimos nuestra.
Tan nuestra, que terminó siendo asumida por la prensa local y por las instituciones.

3. Extremadamente útil

Porque nadie le puede negar la utilidad, claro. Quien está en un sitio en un momento determinado es quien mejor sabe cómo están las carreteras o aceras en ese sitio. Es un principio básico.
El Ayuntamiento no puede estar en todas partes a la vez. Llega hasta donde llega. Sin embargo sí hay ciudadanos que viven en todos los puntos de la ciudad y que, interesada o desinteresadamente informan de cómo están las cosas en ese punto concreto, información que es útil para el Ayuntamiento, porque así no va a ciegas y para el resto de ciudadanos, que saben a qué atenerse…

4. Buen nombre

#NieveVG
Es un hashtag corto, 7 caracteres. Es elocuente: describe el “problema” y lo acota geográficamente con el VG. Sí, cierto, no está en euskera… pero estamos hablando de una iniciativa ciudadana y quien lo propone dispone.
Al fin y al cabo, estamos hablando de una herramienta. ¿Qué más da en qué idioma esté?
Digo esto porque hay quien protesta porque no se utilice #elurraVG (nieveVG en euskera) como etiqueta junto con la oficial. Claro que en ese caso hablaríamos de consumir el doble de caracteres más el espacio… y twitter funciona como funciona, las cosas como son.

5. Buena aceptación por parte de la comunidad local

Como decimos, la comunidad tuitera asumió la etiqueta como propia desde el primer momento, por su utilidad evidente.
Uno de sus impulsores, Faidit, la presentaba:

NieveVG, nueva herramienta de Colabora
(25-11-10)
(…) Hemos desarrollado un sistema para que los ciudadanos de Vitoria-Gasteiz puedan dar aviso de situaciones concrteas en las que la nieve afecta a la movilidad por la ciudad.
Basado en aportaciones a través de Twitter, que mediante el hashtag #nievevg se recogerán en una web, desde donde se podrán seguir cronologicamente todos los incidentes de los que se vayan teniendo noticia.. Desde NieveVG se pueden enviar mensajes que se publicarán en el Twitter de @NieveVG. (…) Además, desde la web se podrá acceder a información (…) meteorológica, estado de las carreteras, teléfonos de interés, cámaras de tráfico, etc.

Y además, se añadieron funciones como la conexión con opendataeuskadi, para conocer el estado de las carreteras, de modo que en un único lugar se podía encontrar la mejor información puntual acerca de la vía pública.

6. Web

En la web creada ad hoc, se posibilitó el que cualquier usuario, aunque no tuviera cuenta en Twitter, cosa que en 2010 no era una evidencia, se pudieran dejar mensajes que incluían el hashtag, incluso de forma anónima y, además, toda la información de carreteras de Álava, cámaras del Ayuntamiento y Twitter quedaba visible.

7. Reactivación inmediata cada vez que nieva/hiela

No hace falta hacer publicidad. No hace falta mover nada. En Vitoria esta etiqueta está asumida por los internautas y cada vez que la climatología lo requiere, el hashtag se reactiva solo, como se puede apreciar, claramente, en el gráfico a continuación (nevada del día 12 de febrero y de este fin de semana pasado):

Informe nieveVG pirendo

8. Buen control por parte de los impulsores

Los impulsores mantienen el control de la página web, de la cuenta de Twitter, @nieveVG, que sigue aumentando sus seguidores poco a poco. Con buen criterio, siguen a los que les siguen y retuitean la información relevante que la comunidad va publicando, pero ya no asumen el protagonismo, que es, por completo, ciudadano.

9. Mediático

Casi todo lo que funciona bien en redes sociales termina teniendo su repercusión en la prensa. Y #nieveVG también, claro.
Los medios locales, excepto uno, que parece que la cosa no va con ellos y que pretenden hacer pasar la colaboración ciudadana por información propia (y va a ser que no), se han ido haciendo eco de la iniciativa y participan de ella y con ella cada vez que se reactiva.

10. Las instituciones lo hacen “suyo”

Uno de los mayores hitos fue cuando el Ayuntamiento de Vitoria comenzó a participar y a emplear la etiqueta que ya estaba usando la ciudadanía de forma masiva. Sucedió en 2012 y todos nos congratulamos.
Se creó una cuenta @VG_elurranieve, para ir dando cuenta de las acciones del Consistorio y tanto ésta como @vitoriagasteiz (la oficial del Ayuntamiento) como @VG_Policia (la policía local) van anunciando la limpieza de las calles y contestando a los ciudadanos. Es cierto que de forma un poquitín publicitaria (somos los mejores ra ra ra) pero bueno… también lidian con las críticas que, en estas ocasiones, son muchas.

11. La ciudadanía es la clave

Es evidente que la ciudadanía vitoriana es la que hace útil la etiqueta, informando e informándose puntualmente del estado de la circulación y de las aceras. La etiqueta, la herramienta, ya no son de nadie: son de todos los vitorianos y de los que les toca pasar por el territorio alavés, que, de un rápido vistazo, pueden hacer la foto de cómo está el patio en cada momento.

12. ¿He dicho ya extremadamente útil?

Pues tengo que volverlo a decir, claro.
Iniciativas como esta hacen que la web social merezca la pena. Acercan a la comunidad local. Acercan la ciudadanía a las instituciones y las instituciones a la ciudadanía (que es casi más importante).



¿Conoces alguna otra iniciativa ciudadana con repercusión institucional?
Foto destacada cortesía de Dr. Spock, con permiso para utilizarla en este post.


Unadocenade también está en Google Currents. Suscríbete.
Los post de Unadocenade se pueden republicar siempre que respetes nuestras condiciones de republicación.

Sobre Cristina Juesas


Cristina Juesas, también conocida como Maripuchi, trabaja como consultora de comunicación. Organizadora y fundadora del TEDxVitoriaGasteiz. Ha sido presidenta del Toastmasters Club Vitoria-Gasteiz, asociación para mejorar las habilidades comunicativas y de liderazgo y ha sido elegida Directora de División para el curso 2017-2018. Autora de la Guía de usos y estilo en las redes sociales del Gobierno Vasco y coautora de Comunicación de Crisis Online. Organiza e-Innobar, un evento socio-tecnológico mensual en Vitoria-Gasteiz. Colabora con la Cadena SER en el programa Hoy por Hoy Vitoria en una sección sobre nuevas tecnologías.