El otro día hablaba con mi amigo Miguel Angel, psicólogo y experto en terapia de pareja, de lo frecuentes que son las relaciones “descompensadas” en las que el crecimiento personal de uno se los miembros frena el del otro. Hablamos de vampiros, narcisistas, maquiavélicos y de cómo estos perfiles psicológicos generan indefectiblemente relaciones “poco saludables” o tóxicas; relaciones que con demasiada frecuencia dejan secuelas en el miembro que más da y menos recibe.

Fruto de esa conversación, y entre risas, se nos ocurrió escribir conjuntamente este post. Él daría fundamento científico a los consejos y yo aportaría algún toque de irónico sentido del humor para “que pase mejor la amarga medicina”.. ya me entendéis.

Recientes estudios afirman que un 3% de la población mundial presenta rasgos psicopáticos, como una ausencia de empatía. La carencia de capacidad natural, esencial para la convivencia en sociedad, hace que este tipo de personas usen a su partenaire como un objeto o un medio para conseguir sus fines, sin respetar, ni tan siquiera comprender sus sentimientos. Dada la abundancia de estos especímenes creo que estos consejos nos vendrán bien a más de una.

Sin más aquí os dejo una docena de pistas para detectar rápidamente (en el primer mes) si esa relación que estás empezando es saludable o si te conviene “salir por patas” y dejar a tu narciso ante el espejo contemplando su propia belleza, creatividad y grandeza.

¿Preparados, listos?.. Ya!

1. Una comunicación saludable

¿Y eso que quiere decir? no, no significa que estéis todo el día hablando por hablar. Se trata más bien de que exista entre nosotros fluidez, expresión positiva, escucha activa, respeto y educación.. pero sin tabús. Además será necesario ejercitar la búsqueda de entendimiento y la detección temprana de conflictos, e imprescindible respeto a la singularidad del otro, a sus gustos y aparentes manías.

Vamos, que más vale evitar a esas parejas que hablan siempre de sí mismas, de lo estupendas que son y que no saben escuchar. También a evitar esos que buscan saber todo de ti y muestran poco de ellos, ¡a saber lo que planean hacer con toda esa información!, la confianza y la apertura debe ser recíproca.
1nuriacarbo-hotel-unadocenade

2. Sexo y comunicación íntima

Según recomienda el experto, la frecuencia de las relaciones sexuales debe ser superior a 2 o 3 veces a la semana. Por debajo de esa cantidad ¡cuidado! la cosa no marcha todo lo bien que debería y tal vez deberíamos plantearnos romper con la monotonía. Un hotel, un disfraz… ¡deja volar tu imaginación y disfruta del sexo! lo dicen los expertos.

También la intimidad de la caricias, las conversaciones de cama y toda esa complicidad que lleva consigo una relación, contruye vínculos emocionales sólidos entre personas sanas.
2nuriacarbo-piernas-unadocenade

3. Proyectos

Está claro que si no entras en sus planes, o entrar en ellos implica que renuncies a los tuyos, mejor vamos buscando nuevas rutas. Recuerda siempre que hay más peces en el mar.

Si una relación es positiva surgirán de manera natural y fluida intereses compartidos, experiencias y proyectos en común. Y será desde la libertad como expresión positiva no sólo del desarrollo de cada uno de los individuos, sino del desarrollo de la pareja; algo que implica complicidad, voluntad y confianza en la otra persona (y en uno mismo).
3isabelgarcia-globos-unadocenade

4. Íntima y abierta

La intimidad es muy necesaria en una pareja, pero es necesario que la relación no nos absorba ni tan siquiera al principio. Potenciar y seguir desarrollando relaciones familiares y sociales, e incluso parcelas propias, es un rasgo positivo en una relación. Algo que debe alertarnos es que un miembro de la pareja oculte al otro esas parcelas, o las disfrace. Eso, además de poco saludable para la relación, es poco honesto con la otra persona.

Estaréis de acuerdo conmigo, en que el hecho de que ambos miembros de la pareja estemos dispuestos a mostrar y compartir con nuestros respectivos entornos la relación es algo positivo, ¿verdad?. Una clara señal de que tu partenaire no va de frente y no es sincero es que esas parcelas propias las tenga cerradas a cal y canto o que te mantenga lejos de su entorno. Tampoco, que quiera aislarte del tuyo y absorber todo tu tiempo libre. En ambos casos y siguiendo el consejo del experto.. “¡pies para que os quiero!”.
4nuriacarbo-exit-unadocenade

5. Orgullosos de vuestra relación

Estar orgullo de tu pareja y de vuestra relación no significa que no detectes en el otro errores e imperfecciones. Las detectas, pero las aceptas y respetas. Y, sobre todo en esta primera etapa, las consideras entrañables e incluso atractivas. Hasta ese olor a oso, esos ronquidos ensordecedores o esos pelos por todas partes… ¿a que sí? Bueno, lo que sí os digo, con el permiso del experto, es que el atractivo de estos “pequeños detalles” evoluciona en sentido inverso al tiempo… ¡qué le vamos a hacer!

6. Somos iguales

En una pareja sana, ambos miembros están al mismo nivel. No existe una relación de superioridad, ni uno de los miembros es el ayudado (inferior) y el otro es el que ayuda (superior), etc. Nada de “yo que soy bla, bla, bla.. yo que he sido bla, bla, bla”. La igualdad debe ser un hecho y así, desde el mismo nivel, ambos miembros se escuchan, apoyan y respetan. Perdonadme pero insisto: los narcisistas acaban siendo aburridos.. mortalmente.
6isabelgarcia-disco-unadocenade

7. Crisis

Sí, sí.. las crisis, salvo deliciosas excepciones, se presentan pronto en las relaciones. Pero de cómo se reaccione ante éstas depende la forma en la que las parejas evolucionan.

Para resolver una crisis es necesario: ser flexibles, maduros, saber reflexionar, perdonar, ceder, aceptar críticas y profundizar en el origen del conflicto para evitar que sea recurrente. Sin generosidad y voluntad de reconciliación no será posible resolver el problema y, nos guste o no, en el futuro no dejarán de salir a la palestra esos reproches que no se solucionaron en su momento.

8. ¿Celos saludables?

Así nos lo dice nuestro experto, para mi sorpresa. Tener o hacer sentir una pequeña dosis, controlada emocionalmente, de celos puede ayudar a intensificar una relación y mantener la chispa.

Tranquilos, no estamos hablando aquí de una desconfianza exagerada o un comportamiento malicioso, sino de esas pequeñas cosquillitas que nos ayudan a querer mostrarnos más atractivos a la otra parte, sin dolor, ni afección alguna hacia nosotros o nuestra relación.

8nuriacarbo-mojitos-unadocenade

8nuriacarbo-mojitos-unadocenade

9. Ahora estás mejor que antes

¿Te sientes mejor contigo mism@ ahora que antes de comenzar la relación? Hazte esta pregunta a ti mismo. Es clave para saber si estás en una relación positiva. Éstas hacen crecer tu autoestima y se convierten con el paso del tiempo en una fuente de enriquecimiento personal, aportándo seguridad, compañía y amor a tu vida.

¿A que esto es lo que nos apetece? Dónde están estos hombres..?
9nuriacarbo-cafelove-unadocenade

10. Tu relación es importante

Es muy importante para ti y por esto te ocupas por mantenerla, desarrollarla, y enriquecerla, porque a ti también te enriquece y te aporta. Y sientes que es igual para la otra parte. Así se diferencian las relaciones que están basadas en el amor, en la libertad y en el respeto de aquellas que significan en la obsesión, necesidad o dependencia.
10nuriacarbo-manos-unadocenade

11. Tu pareja respeta su entorno y el tuyo

Este es un detalle muy importante. Observa desde el principio cómo se relaciona esta persona con su entorno ¿mantiene sus amigos? ¿se habla con sus ex? ¿respeta a su familia? ¿habla bien o mal de sus amigos y/o compañeros? Al principio de la relación la mejor forma de intuir y poder prever cómo será el comportamiento contigo y qué estilo de relación podrás crear con esta persona será observar su comportamiento con su entorno y la forma en la que afronta las adversidad, los conflictos, las responsabilidades, etc.

¿Es de esos que culpa a la humanidad, a sus ex- y a su familia de todos sus males?.. si es así, ¡semáforo rojo! sal corriendo lo más rápido que puedas, aunque sea en clon de Brad Pitt.
11nuriacarbo-paseo-unadocenade

12. Empatía y respeto

Dejamos para el final uno de los puntos que me parece más imporante ¿tu pareja empatiza contigo? ¿respeta que seas diferente a él/ella o te critica permanentemente? ¿pretende cambiarte? Entiendo que dos puntos de vista diferentes pueden significar un enriquecimiento, una búsqueda natural de convencimiento o incluso puntualmente una disputa, pero nunca una lucha por anular tu forma diferente de ser y ver la vida.



Nunca se es feliz siendo quien uno no es y es mejor, mucho más saludable, amarte como eres, respetarte a ti mismo y buscar potenciar eso en tus relaciones. En ocasiones, las relaciones disfuncionales pueden parecer emocionantes o “de película” pero con el tiempo puede convertirse en una película, sí.. pero en una película de miedo.

Gracias a Miguel Angel Ruiz por ayudarme a detectar estas claves y hacerme reir y disfrutar escribiendo este post.



Imágenes cedidas por la autora y por Isabel García Luis para su uso en este post.


Unadocenade también está en Google Currents. Suscríbete.
Los post de Unadocenade se pueden republicar siempre que respetes nuestras condiciones de republicación.

Sobre Nuria Carbó


Comunicadora de profesión desde hace más de una década. Freelancer, por vocación. Licenciada en Publicidad - Relaciones Públicas y Bióloga. Aprendiz vocacional y curiosa, muy curiosa.