Viajar es un placer y hacerlo disfrutando con los cinco sentidos a bordo de una moto o de un coche (propio o alquilado), sin prisas, por parajes increíbles es lo más.
En este mundo nuestro hay algunas carreteras que parecen construídas ex profeso para ser recorridas de esta forma. Con paciencia y paladeando cada segundo de la ruta.
Si eres, como yo, de los que disfrutan conduciendo, seguro que se te ponen los dientes largos viendo estas maravillas:

1. Camino de la muerte, en Bolivia

Oficialmente Carretera de los Yungas, une los altiplanos, donde está La Paz, con la región de los Yungas en la selva y salva un desnivel de 3.600 metros en apenas 65 kilómetros.
El pavimento es de tierra, como mucho gravilla y la anchura no supera los tres metros y medio en el mejor de los casos. De un lado, la montaña y del otro, nada desdeñables precipicios de hasta 800 metros, sin barandilla ni nada. ¿Quién dijo miedo?

2. Carretera del Atlántico, en Noruega

Es una parte de la carretera 64 cerca de las ciudades de Molde y Kristiansund en el medio de la costa atlántica noruega.
A lo largo de los poco más de 8 kilómetros de carretera, la vía pasa por varias islas y sortea los distintos desniveles con unos puentes espectaculares. Está prohibida la circulación de vehículos pesados pero, ¿a que para los demás está diciéndonos “ven” “ven”…?

3. Carretera Transahariana, en Argelia

Planificada en los años 60 y ejecutada a lo largo de la década de los 70, transcurre por tres países Argelia, Níger y Nigeria, uniendo el Mediterráneo, atravesando el desierto para llegar al océano Atlántico. Aunque la mayor parte de su recorrido está asfaltada, la parte central, la que atraviesa el desierto, es peligrosa para vehículos convencionales y conviene tomar las precauciones lógicas si no queremos vivir una aventura de película.

4. Guoliang, en China

Esta carretera fue construida entre 1972 y 1977 por un grupo de campesinos organizados de una aldea de las montañas Taihang a la que el acceso era costosísimo. Se organizaron, recaudaron dinero para comprar las herramientas y llevaron a cabo su proyecto, aunque alguno se quedó por el camino. Actualmente constituye un gran atractivo para los turistas.

5. Autopistas de hielo, en varios países cerca del círculo polar ártico

Aunque la que vemos en la foto es de Canadá, podemos encontrar carreteras de hielo en todos los países cercanos al círculo polar ártico, en zonas remotas como Canadá, Alaska, Rusia o el norte escandinavo donde las condiciones para construir un puente o una carretera convencional son difíciles y el altísimo coste no compensaría el esfuerzo y la inversión.
Durante las semanas del deshielo y hasta que se congelan los ríos y lagos, el acceso está restringido y los pueblos quedan incomunicados o comunicados para emergencias vía helicópteros. En verano hay ferries y en invierno… estas bellezas…

6. Pacific Coast Highway, en Estados Unidos

La carretera número 1. Un honor. También se la conoce como PCH y recorre el estado de California de norte a sur siendo su tramo más famoso el que va de San Simeón a Carmel por salir en decenas de películas hollywoodienses.

7. Transfăgărășan, en Rumanía

Para llegar a los dominios del conde Drácula tenemos que pasar primero por esta carretera, situada en los Cárpatos.
Se construyó en los años 70 porque el dictador rumano Ceaucescu quería asegurarse el acceso a las montañas en caso de movimientos soviéticos que no se llegaron a producir. Suele cerrarse al tráfico a partir de Noviembre debido a las condiciones climatológicas de la zona y a las características de la propia carretera, que la hacen intransitable durante los meses del crudo invierno.

8. Ruta 40, en Argentina

Recorre Argentina en toda su extensión desde la frontera con Bolivia, en el norte, al sur patagónico en Río Gallegos. A lo largo de sus más de 5.000 kilómetros recorre parajes naturales increíbles, desiertos, ciudades… Ojo al atravesar el desierto, conviene llevar combustible en algún bidón… Podemos encontrarnos con centenares de kilómetros sin encontrarnos con nada ni con nadie… Como rezan algunos de los carteles: ojo con el sueño 😉

9. Col de Turini, en Francia

Aunque bien podríamos traer cualquiera de las carreteras que los sufridos ciclistas suben (y bajan) en el Tour, esta carretera es un clásico por celebrarse en ella el afamado Rally de Montecarlo. 32 kilómetros de sinuosas curvas en los Alpes Marítimos. Una preciosidad, como podéis ver en la foto.

10. Transamazónica, en Brasil

Con casi 5.000 kilómetros, es la tercera carretera más larga de Brasil. Proyectada en los años 70, las dimensiones del proyecto que, como su propio nombre indica, atraviesa la Amazonía, han hecho que finalmente gran parte del recorrido se haya quedado en pista sin pavimentar.

11. Carretera de los huesos, en Rusia

Nombre popular de la autopista de Kolima, que une Magadán y Yakutsk en el extremo oriente de Rusia. Fue construida entre 1932 y 1953 por presos del gulag estalinista, de ahí su macabro nombre, que todos podemos imaginar de dónde viene: los huesos de los obreros que fallecían en su construcción se colocaron debajo del asfalto o sus alrededores, como material de construcción. Hoy la carretera se ha convertido en un memorial de estos presos.

12. Route 66, en Estados Unidos

Como dice la canción… va de Chicago (Illinois) a Los Ángeles, con más de dos mil millas de recorrido (3.389 km) a través Misuri, Kansas, Oklahoma, Texas, Nuevo México, Arizona y California. Se la considera la madre de las carreteras estadounidenses y fue la principal vía por la que viajaban los emigrantes al oeste durante los años de la gran depresión.

Y este clásico para disfrutarlo.

¿Qué otras carreteras “del fin del mundo” conoces? ¿Has viajado por alguna de ellas?
Fotografía destacada cortesía de dbking via photo pin cc.


Unadocenade también está en Google Currents. Suscríbete.
Los post de Unadocenade se pueden republicar siempre que respetes nuestras condiciones de republicación.

Sobre Cristina Juesas


Cristina Juesas, también conocida como Maripuchi, trabaja como consultora de comunicación. Organizadora y fundadora del TEDxVitoriaGasteiz. Ha sido presidenta del Toastmasters Club Vitoria-Gasteiz, asociación para mejorar las habilidades comunicativas y de liderazgo y ha sido elegida Directora de División para el curso 2017-2018. Autora de la Guía de usos y estilo en las redes sociales del Gobierno Vasco y coautora de Comunicación de Crisis Online. Organiza e-Innobar, un evento socio-tecnológico mensual en Vitoria-Gasteiz. Colabora con la Cadena SER en el programa Hoy por Hoy Vitoria en una sección sobre nuevas tecnologías.