Al igual que las notificaciones del móvil que tanto nos agobian, las actividades dentro del marketing online, se pueden clasificar en PUSH y PULL.

Las redes sociales están enmarcadas claramente dentro de las estrategias pull. Sin embargo, cuando tenemos la necesidad de activar una campaña de resolución inmediata, donde la relación a largo plazo o la generación de una comunidad no es el objetivo; necesitamos desarrollar una estrategia de activación push.

De hecho, es casi obligatorio ir sacando partido a todos los datos que vamos recogiendo desde las otras campañas, para asegurar el mayor éxito posible dentro las campañas push.

¿Qué todavía no te aclaras y quieres ejemplos de estas campañas? Veamos.
Has creado un catálogo nuevo, tienes una página de Facebook con X miles de fans. ¿Por qué no aprovecharlos para crear una campaña de captación de emails?
¿Tienes un remanente de un producto y lo quieres poner en oferta? ¿Por qué no aprovechar esta situación para recolectar números de teléfono móvil para probar luego con una campaña de SMS?

Pero… (siempre hay uno) para que estas campañas tengan éxito, debes enviar a los usuarios hacia una página especialmente creada para tal efecto.

A este tipo de páginas se las conoce como “Landing Pages” o “Páginas de Aterrizaje”. Se llaman así justamente porque los usuarios aterrizan desde otras plataformas (AdWords, Facebook, Twitter, Newsletter, etc.).

Es por eso que si quieres probar por estas poderosas herramientas del marketing online, te voy a dejar una docena de consejos para crear landing pages de éxito.

1. No ir a la home

Como dijimos, debes crear una página especial, con características especiales. No puedes enviar a los usuarios a la Home de tu web. Recuerda que han llegado desde un anuncio que prometía una serie de cosas. Si no encuentran aquello que leyeron en el reclamo en menos de 2 segundos, esa conversión está perdida.

2. Claridad en el diseño

Si el usuario llega desde un anuncio de AdWords, probablemente no tenga ninguna referencia ni de ti ni de tu empresa. Sólo piensa esto. ¿Qué impresión quieres dar en esos dos segundos que te conté que tenías para “impresionar”? Cuida el diseño hasta el más mínimo detalle. Recuerda que no hay una segunda oportunidad para causar una primera buena impresión.
En relación a esto, olvídate de banners destellantes, fotos mal sacadas, faltas de ortografía, etc…

Cuantos menos elementos tenga la página, mejor. No necesitas menú tampoco. Nada que “distraiga” al usuario de lo que es tu primer objetivo.

3. Claim publicitario

Vale; han llegado los usuarios, la página tiene buen diseño, no hay escapatorias visuales cerca. Ahora, ¿qué es lo que ofreces? ¿Es lo suficientemente atractivo? Si es así, déjalo claro con un reclamo textual que lo demuestre. Pocas palabras, bien seleccionadas, “impulsan” más que las imágenes incluso. Prueba diferentes técnicas de redacción (emocional, impulsivo, cómplice, etc.)

4. Imagen

La imagen en combinación con el texto, son las herramientas más poderosas de una landing page. Y tienen muchos secretos de uso relacionados con nuestra propia psicología e idiosincrasia. De la calidad ya he hablado, pero te dejo algunos tips para usarlas en tu favor:

  • a. A igualdad de condiciones, una foto de mujer, convierte mejor (más confianza)
  • b. El sujeto debe estar mirando en dirección a la “llamada a la acción”. Nunca hacia afuera.
  • c. Si la foto está de fondo de la llamada a la acción, asegúrate que no se “camufla” con el botón. Este debe verse y sobresalir por cualquier otro elemento.
  • d. No utilices (si puedes) imágenes de catálogos. No son creíbles y están repetidas hasta el hartazgo.

5. Beneficio

Si todo está bien, pero lo que ofreces no vale las molestias del usuario, no esperes tener éxito. Obviamente que la creas para obtener un beneficio, pero piensa que lo que vas a dar a cambio, tiene que interesar lo suficiente como para “regalar” una dirección de email, un teléfono, una respuesta, etc.

6. No asumas o impongas. Testea

Una de las maravillas del marketing online es que te permite comprobar con datos cualquier locura que se te haya ocurrido. Esa es la parte de docencia que nos falta aún. Hacer saber todas las posibilidades que da y el poco presupuesto necesario para comprobarlo. Sabiendo esto, no te quedes con ninguna duda. Testea mucho y siempre. Nunca se acaban las posibilidades de mejora.

Google Analytics ahora integra los “Experimentos” que antes estaban en Website Optimizer. Esto te permite tener dos (o más) versiones de la misma landing page y verificar cuál funciona mejor.

7. Formulario corto

El principal escollo para los usuarios que hayan estado interesados, es la cantidad de datos que puedes estar pidiendo en el formulario. Obviamente que cuantos más datos tengas de tu lead, mejor será para tus futuras campañas; pero valora objetivamente que estás dando a cambio para cada uno de los campos.

Si tu “premio” es realmente valioso, pide más datos. Si no lo es, a lo mejor con el email alcanza. De nuevo, prueba, prueba, prueba. Con más campos, con menos…

8. Call to Action claro

El botón que ejecute la acción de conversión jamás puede tener por texto “OK”. Deja bien claro hasta en el botón qué es lo que va a realizar el usuario (enviar datos, solicitar información, suscribirse al boletín, descargar el ebook, etc.)

9. Call to Action secundario

Ya obtuviste tu premio, te han dejado sus datos. Si ya los tienes contra las cuerdas, porque no dejarlos KO y aprovechar el momento para ejecutar una segunda llamada a la acción. Algunas de las más sencillas serían, por ejemplo, “Hazte fan de nuestra página”, “Tuitea esto a tus amigos”, etc.

10. Textos que estén en el anuncio de AdWords

Si la campaña está activada desde AdWords, mantener y complementar los textos de los anuncios dentro de tu landing page, no sólo le dará más consistencia y confianza a tu campaña, sino que también hará que tu palabra clave tenga un mayor Nivel de Calidad, lo que redundará en una mejor posición del anuncio y un CPC más barato.

11. Mobile friendly

Otra vez el tío este hablando raro. Te explico que significa esto. Recibes el “aviso” desde Twitter, Facebook o un email, pero resulta que estás en el autobús. Abres la página y no se ve correctamente desde tu smartphone. ¿Qué harías? Lo mismo que yo. Pasar absolutamente del tema.

Salvo que regales un coche, si tu página no se bien desde el móvil, nadie que lo vea desde esos dispositivos se tomará la más mínima molestia.

12. Trazabilidad de entrada y salida

Cada vez que alguien me cuenta que ha ejecutado alguna acción de marketing online sin el más mínimo control de la conversión o la trazabilidad de entrada, primero pregunto quién y por qué han hecho eso. Y luego, en mi interior, me pongo un poco más contento.



En definitiva, este tipo de detalles son los que siguen y seguirán marcando las diferencias entre los buenos y los malos profesionales.
Es obligatorio saber cómo, cuándo y de qué manera logras las conversiones. ¿Desde dónde vienen los que convierten más? ¿Desde Google? ¿Desde AdWords? ¿Desde Facebook? ¿Desde Twitter? Si no puedes contestar esta simple pregunta, significa que tu campaña no está bien creada. Y jamás sabrás en qué medio te conviene invertir el dinero.

Como regalo, te dejo algunos ejemplos de landing pages bien ejecutadas.



Imagen destacada cortesía The U.S. Army via photopin cc


Unadocenade también está en Google Currents. Suscríbete.
Los post de Unadocenade se pueden republicar siempre que respetes nuestras condiciones de republicación.

Emiliano Pérez Ansaldi

Sobre Emiliano Pérez Ansaldi


Director Creativo especialista en dirección de grupos. Formador y consultor en uso corporativo de Redes Sociales y Community Management Técnico SEO, Web Analyst e intento de evangelizador en Usabilidad web Docente outsourcing de Marketing digital y Social Media Marketing Mas de 18 años de experiencia en control y dirección de procesos gráficos tanto on como offline. Blogger por catarsis y proyecto permanente de fotógrafo