Much@s diréis: “¿Para qué, a estas alturas?” Otr@s pensaréis que, de todas formas, ya nos entendemos o que hay que dejar que las palabras sigan su camino y ellas solas determinen su utilidad.

En parte estoy de acuerdo. Sin embargo, cualquier persona que se dedique profesionalmente a la lengua (traducción, redacción, creación…) conoce muy bien la diferencia entre utilizar una palabra precisa o echar mano de otra extraña, inapropiada y a menudo apenas entendida y peor asimilada. Para dificultar aún más la cosa, desde diferentes entornos (RAE incluida) existe la extraña idea de que el lenguaje de internet se tiene que distanciar del habitual, como si aportara algo decir “inicializar” en lugar de “iniciar”.

Os propongo el pequeño reto de comparar las expresiones habituales del mundo de internet con alternativas más ajustadas a nuestro idioma:

1. Tutorial

No hace falta imitar la palabra inglesa tutorial, tenemos tutoría y tutela que no son menos ni se refieren a algo distinto.

2. Solución

Por sorprendente que parezca, se suele traducir solution (producto) por “solución” (para qué molestarse) aunque el texto pierda sentido o venga a decir algo muy distinto.

3. Soporte

Aunque no hay web que renuncie a decirlo mal, “support” es apoyo, sostén o ayuda. Soporte es el medio, el material en que se fija una información.

4. Comando

Se utiliza erróneamente por “orden”. Los que podemos recordar los ochenta tenemos al Comando G. Los más jóvenes, más familiarizados con los videojuegos, recordaréis que comando es un grupo militar de choque o un grupo terrorista.

5. Por defecto

Traducción improvisada y gratuita de “by default”, por supuesto admitida por la RAE. Si se hubiera dicho desde el principio “por omisión”, todo el mundo lo entendería a la primera: “sin intervención del usuario”. También se suele decir “por defecto” cuando un producto viene con una determinada disposición, de serie.

6. Tópico

No es raro leer o escuchar: “este tópico o tema”, como si fueran sinónimos o palabras parecidas, pero no lo son ni por asomo.

7. Aplicar

Un clásico: “to apply” es solicitar (un producto, un servicio, un empleo…). Aplicar es poner en práctica.

8. Ordenar

No menos clásico, del verbo “to order”; si quieres que te traigan una pizza, es mejor “pedirla”; según como te la traigan, tal vez tengas que “ordenar” los pepinillos.

9. Fuente

En inglés font se refiere a algo así como receptáculo, continente; en fin, simplemente “tipo” (de letra).

10. Editor

En nuestra lengua es, en realidad, “redactor jefe”. El “editor” inglés se refiere a la tarea periodística y normalmente no tiene nada que ver con las labores de un editor, aunque ambas funciones puedan a veces coincidir en la misma persona.

11. Protocolo

Del inglés protocole se ha vuelto a coger la directa, sin pararse a pensar que en castellano protocolo es una regla ceremonial o una sucesión ordenada de documentos. En este caso, el error más habitual es sacarlo del contexto informático y emplearlo en lugar de “método” o “procedimiento”.

12. Rutina

Del mismo modo, rutine se aplica sin matices a tan diferentes significados como ejercicio (militar), planificación (laboral), secuencia o tabla (de ejercicios)… “Rutina” indica una acción realizada de forma mecánica, llevada por la costumbre.

Aunque algunos de estos términos hayan sido aceptados por fuerza de la costumbre, eso no los hace más adecuados. No es la “corrección” lo que me preocupa, sino la pérdida de pericia y de noción semántica que estamos sufriendo a fuerza de no pararnos a pensar en el significado de las palabras.

¿Crees que merece la pena fijarse más en lo que decimos y tener un lenguaje más fiable y menos dependiente del inglés? ¿O piensas que es una batalla perdida o innecesaria?
www.nomehablesasi.es

Imagen destacada de www.ite.educacion.es


Unadocenade también está en Google Currents. Suscríbete.
Los post de Unadocenade se pueden republicar siempre que respetes nuestras condiciones de republicación.

Ángel Palenzuela

Sobre Ángel Palenzuela


Me llamo Ángel González Palenzuela, nacido en Barcelona en 1966 y residente actualmente en Almería. He vivido en Berlín once años y nueve en Cuenca. Me he dedicado a dar clases particulares de español para extranjeros, entre muchos otros trabajos, y me he formado en idiomas (alemán e inglés) y teatro pedagógico.