Crestas, chupas de cuero, ideología radical y personalidad transgresora son algunos de los rasgos que mejor definen el movimiento punk, corriente que aunque nació como género musical pronto se convirtió en un fenómeno social y cultural. El punk surgió como una reacción, una alternativa al incierto futuro de los jóvenes de entonces que explotó en Inglaterra en los años 70 para después extenderse al resto del mundo. Sus letras eran pesimistas y destructoras, hablaban de anarquía e individualismo, rechazaban los dogmas y el consumismo exacerbado. Una lírica demoledora que acompañaban con un guitarreo crudo y repetitivo. Aquellas bandas querían cambiar el mundo a su manera, abrazando unas creencias alternativas y escudándose en la música para transmitir su mensaje.

Así era el punk, un punto y aparte, un adiós al rock ‘n’ roll conocido hasta entonces que nos dejó un legado infinito, no sólo en forma de grupos y estilos musicales derivados, sino también una herencia de actitud y comportamiento que aún se refleja en la juventud de hoy en día. Para entender mejor lo que supuso este movimiento vamos a repasar los nombres propios y mitos de esta primera ola punk, recordando algunas de las bandas que hicieron posible este género hace más de 30 años.

1. Sex Pistols

Londres. 1976. El gurú Malcolm McLaren coloca a cuatro chavales londinenses en primera línea de la industria musical y mediática. Suya es la declaración de principios más demoledora de la historia, “Anarchy in the UK”, y suyo también es el mayor insulto que se recuerda hacia la Reina de Inglaterra, “God Save The Queen”, himnos inmortales ambos y temas que los catapultó a lo más alto. Célebres fueron sus apariciones públicas desafiando al sistema y a la Corona, así como las borracheras descontroladas y conciertos que acababan con altercados, destrozos y detenidos. Los Pistols se declararon enemigos de un país entero, sus directos fueron prohibidos y al poco tiempo acabaron autodestruyéndose.

Más allá de la difícil personalidad de su líder Johnny Rotten, fue el bajista quién se convirtió en un mito del punk, siendo el protagonista de los mayores escándalos de la banda. Sid Vicious murió de sobredosis con sólo 21 años, no sin antes convertirse en un icono del rock y una leyenda de la música de todos los tiempos. Su lema era claro: Vive rápido, muere joven.
Sex Pistols

2. Ramones

Junto con los Sex Pistols, los Ramones fueron los verdaderos estandartes del punk. Ya dos años antes de que llegara el estilo al Reino Unido, en el barrio neoyorquino de Queens se gestaba un grupo que iba a ser referencia del género y la punta de lanza del punk norteamericano. “Blitzkrieg Bop” fue su tema estrella y pronto cosecharon fama mundial, no sólo con su música sino gracias también a su característica estética dónde predominaban las largas melenas, los vaqueros rasgados y por supuesto las chupas de cuero, un estilo inconfundible. Su fama también se debe como no a su archifamoso logo, una de las mayores fuentes de ingresos de la historia y un merchandising que sigue vivo casi 40 años más tarde.

Las disputas internas acabaron con ellos una década después, pero su herencia musical es eterna. Dicen que si en el punk los Sex Pistols pusieron la actitud, los Ramones fueron los encargados del sonido.
Ramones

3. The Clash

La banda liderada por el mítico Joe Strummer es una referencia del punk en Gran Bretaña y uno de los grandes símbolos del movimiento. A pesar del contenido político de sus letras The Clash era diferente, ellos hacían temas más elaborados, no tan repetitivos como otros grupos del género y siempre buscaron su éxito personal por encima del activismo político. “London Calling” es un disco redondo, uno de los grandes clásicos de la historia de la música y todo un homenaje al punk de los 70.

En su música mezclaban diversos géneros y estilos y nunca se olvidaron de sus orígenes ni perdieron la compostura, algo que ha hecho que su influencia haya sido brutal y sin duda se trata de uno de los grupos más aplaudidos del rock de todos los tiempos.
The Clash

4. The Damned

Otro icono del punk anglosajón fue The Damned, responsables directos de la importancia que adquirió el género en Inglaterra a mediados de los 70. Su primera actuación en directo fue junto a los Sex Pistols y ya en sus inicios se postularon como una banda clave en el movimiento, ellos fueron la primera banda punk británica que publicó disco y salió de gira por Estados Unidos.

Con los años, su estilo fue cambiando y se les considera también fundadores del rock gótico popularizado años después. En la actualidad siguen en activo.
The Damned

5. Wire

Había una banda a mediados de los 70 que tocaba en casas okupas de Londres, considerada punk aunque con un sonido más atmosférico y letras con menos contenido político. Ellos acuñaron el post punk, un género que huía de las etiquetas y semilla de lo que más adelante pasaría a llamarse rock alternativo.

Wire siguen dando conciertos hoy en día, hace dos años estuvieron en el Primavera Sound y el año pasado en salas de Madrid y Barcelona. Es una de las bandas más creativas y arriesgadas de Inglaterra.
Wire

6. Buzzcocks

Buzzcocks son una leyenda viva del punk británico, y aunque no alcanzaron la fama y la relevancia de otras bandas de la época su influencia fue inmensa. Ellos fueron los primeros en tocar pop-punk en Inglaterra, con una energía inusual que ha inspirado a grandes grupos posteriores como The Smiths, REM o Green Day.

Actualmente siguen en activo con nada menos que catorce discos a sus espaldas y este verano se les ha podido ver girando por festivales. Este cuarteto de Manchester puede decir que teloneó a Nirvana en su última gira europea.
The Buzzcocks

7. The Stooges

Al otro lado del charco, bandas como The Stooges o MC5 comenzaron a tocar un punk similar al británico, aunque al contrario que en las islas, en Estados Unidos se consideraba más un negocio que una amenaza. Es el caso de los primeros, comandados por el incombustible Iggy Pop alcanzaron el status de precursores y padrinos del punk, así como el honor de ser los fundadores del garage rock. La actitud vandálica y destructiva de Iggy traspasó fronteras y aún hoy sigue dando que hablar.

The Stooges son un grupo clave para entender no sólo el movimiento, sino también la subcultura punk.
The Stooges

8. MC5

Al mismo tiempo que los Stooges (mediados de los 60) aparecieron en Detroit los míticos MC5. A pesar de un comienzo francamente prometedor, las disputas internas (como no) hicieron que la carrera de la formación fuera meteórica pero dejando tres discos a sus espaldas de una impresionante calidad. Aunque en el momento pasaron más bien desapercibidos, con los años se les ha otorgado un reconocimiento merecido y son considerados una de las mejores bandas hard rock de la historia. Además, su influencia en bandas punk rock posteriores es bastante visible.
MC5

9. New York Dolls

Otra de las bandas precursoras del punk rock a principios de los 70 fue The New York Dolls. Un nuevo caso en el que a pesar de no cosechar demasiado éxito en su momento, después marcarían tendencia en el género del hair metal y el glam rock. Inspirados en David Bowie y los Rolling Stones, era un grupo peculiar que lucía una estética travestida característica y mostraban una actitud provocadora y agresiva. Eran más que una banda, su influencia en grupos de rock posteriores en EE.UU. ha sido brutal.
New York Dolls

10. Television

Aunque no era considerada una banda punk como tal, Television fue uno de los grupos surgidos a raíz de la primera ola punk a finales de 1970 en Nueva York. Su sonido se apoyaba fundamentalmente en las guitarras de Tom Verlaine y Richard Lloyd, por lo que fue etiquetada más adelante como una banda de new wave, art punk e incluso rock psicodélico. La banda era respetada por crítica y público (el álbum “Marquee Moon” es un clásico del rock) pero su impacto comercial fue casi nulo.
Television

11. The Saints

Influenciados directamente por The Stooges, las garras del punk llegaron hasta un país tan lejano como Australia. El alemán Ed Kuepper y el keniano Chris Bailey fueron el alma de esta banda aussie cuyas letras diferían un poco de las del punk inglés y con un sonido más elaborado. Allí no había esa frustración generacional que se podía palpar en el continente europeo y por ello guardaron las distancias tanto estética como musicalmente.
The Saints

12. La Polla Records

Eran años de transición en España y en el panorama nacional surgieron grupos impulsados por el enorme auge del punk en el mundo anglosajón. Así, a finales de los 70 aparecieron formaciones como La Banda Trapera del Río y Kaka de Luxe, para dar paso ya en los 80 a infinidad de bandas herencia directa del punk y algunas englobadas en el llamado Rock Radikal Vasco. Tal es el caso de La Polla Records. Comandados por el grandísimo Evaristo Páramos, criticaban el fascismo, el capitalismo y el catolicismo y muchos de sus temas se han convertido en himnos inmortales que todos nos sabemos al pie de la letra.
La Polla Records



Estos son algunos de los grupos más importantes e influyentes en aquella primera ola de punk, aunque hay muchos más. Musicalmente hablando el género nació y murió en los 70, pero en los años posteriores ya se empezó a hablar de nuevos estilos que confirmaban la continuidad sonora del movimiento, además de la ideología y la actitud social, aún presentes hoy en día. Una herencia infinita que se convirtió en post-punk (The Cure), anarco-punk (Dead Kennedys), hardcore-punk (Black Flag), ska-punk (No Doubt) e incluso no wave (Sonic Youth), por no hablar del pop-punk de los 90 encabezado por Green Day y Offspring, todos ellos variantes del punk más clásico. Hay muchas maneras de llamarlo, pero sólo una de entenderlo. Punk´s Not Dead…



Imagen destacada cortesía de: Kind of blue via photopin cc


Unadocenade también está en Google Currents. Suscríbete.
Los post de Unadocenade se pueden republicar siempre que respetes nuestras condiciones de republicación.

Ignacio Aranburu

Sobre Ignacio Aranburu


Soy bastante freak, aunque a mí me gusta llamarme simplemente geek. Intento dedicarme a la informática, me apasionan las nuevas tecnologías y todo lo que contenga electrónica en general. Aparte de estar enganchado a Internet y al mundo 2.0, me encanta el deporte, disfruto viendo buen cine y soy un festivalero en potencia. Mi adicción es la música, sobre todo pop y rock en casi todas sus vertientes, la electrónica y las bandas sonoras. Desde hace no mucho cuento mis vivencias musicales en midnightinberlin.