Un buen número de personas que se lanzan al mundo de vender a través de Internet creen que este tipo de tiendas resultan mucho más baratas, requieren menos trabajo y permiten tener mucho más tiempo libre comparando con lo que es una tienda a pie de calle tradicional.

Este post va dirigido a todos los que estén pensando arrancar o hayan iniciado recientemente su andadura en el mundo del e-commerce y en él trato de que estas personas identifiquen algunos errores habituales que pueden llevar una tienda online a la ruina.

1. Crear una tienda en Internet es gratis

Uno de los motivos que llevan a muchas personas a crear una tienda online es el pensamiento generalizado de muchas personas en la sociedad: una tienda online es gratis. En este primer punto me voy a limitar a decir que no solo no es cierto, sino que puede resultar más caro que tener una tienda física. Veréis por qué de aquí al final del post.

2. ¿Son útiles las plataformas pre-configuradas para crear una tienda online?

Cuando creamos una tienda online nos tiene que preocupar su funcionamiento a medio-largo plazo. Pero realizar un estudio inicial de cómo puede funcionar nuestro negocio puede resultar importante en muchas ocasiones. Existen varias plataformas pre-configuradas útiles para “testear” la viabilidad de una tienda online, ya que sin demasiada inversión nos van a permitir saber si nuestro comercio electrónico puede llegar a tener éxito o mejor debemos centrarnos en otro proyecto. Sin embargo, y sobre todo debido al escaso margen de maniobra que permiten a la hora de trabajar en ellas, hacen que, desde mi punto de vista personal y desde el de muchos expertos en e-commerce, sólo sean realmente útiles si nos planteamos realizar esta fase de test.

3. Entonces, ¿qué plataforma utilizo para crear mi tienda online?

Una vez superada la fase de test, las plataformas pre-configuradas no suelen cubrir las necesidades de un e-commerce. En función de estas necesidades, que son específicas y diferentes para cada negocio, se debe hacer un estudio de lo que ofrecen las distintas plataformas existentes para crear una tienda online y decantarse por una u otra, siempre teniendo en mente las posibilidades de ampliación que nos ofrecen de cara al crecimiento de nuestro negocio.

4. Una vez creada, una tienda online se gestiona sola

Este es el error que hace que fracasen más comercios electrónicos. Tener la plataforma de venta no sirve de nada si no conseguimos atraer visitas a la web. Y no es un trabajo fácil. Igual que las tiendas físicas buscan un lugar estratégico dentro de las ciudades para situarse, las tiendas online también necesitan “ese lugar” privilegiado para ser visibles a sus potenciales clientes. Y aquí es donde entran en juego factores como son el SEO, SEM y SMO. Cada uno de ellos juega un papel diferente y será más o menos importante según la etapa en la que se encuentre un comercio electrónico.

5. Voy a conseguir ventas desde el primer día

Las primeras ventas en una tienda online suelen tardar un tiempo en llegar. El plazo depende bastante del trabajo dedicado a conseguir esas ventas. Un e-commerce consolidado en Internet puede tener una tasa de conversión que ronde el 5% (de cada 100 visitantes a la tienda compran 5). Pero hay muchas tiendas que también funcionan bien cuya tasa de conversión es del 1%.

6. Con una cuenta en Twitter y una Página en Facebook voy a vender más

La creación y gestión de cuentas en redes sociales es una parte de la estrategia de marketing para un e-commerce. Pero las redes sociales por sí solas no van a conseguir aumentar las ventas. Tampoco es necesario crear una cuenta en cada red social existente. Antes de lanzarse al mundo del social media hay que estudiar dónde están nuestros potenciales clientes y qué nos va a aportar la presencia en cada una de las redes sociales. Aquellas en las que la respuesta sea nada son totalmente prescindibles.

7. El email marketing bien hecho es útil

Podemos comparar el email marketing con el buzoneo tradicional, pero con la ventaja de que vamos a obtener datos de cada email enviado. Una campaña de email marketing no consiste en redactar un correo y enviarlo a la mayor cantidad de gente posible sin saber qué va a pasar después. Hay que extraer información de cada email enviado para mejorar campañas posteriores.

Un dato importante en este punto: cada día aumenta el porcentaje de email que se abre desde un teléfono móvil o una tablet. Si la información que enviamos no se puede ver correctamente desde este tipo de dispositivos la campaña va a perder mucha eficiencia.

8. Invertir en AdWords es tirar el dinero

Todos sabemos que la publicidad en Google es probable que no sea barata, pero actualmente es el medio que más tráfico convierte en ventas. La inversión en cada acción debe ser acorde con los beneficios que conseguimos con ella. Además una campaña de Adwords requiere trabajo y optimización continua, por lo que no sirve crearla y esperar a que se agote nuestro presupuesto si queremos que pueda resultar rentable.

9. ¿Qué es eso de la analítica web?

Llegados a este punto, ya sabemos que el tráfico hacia la tienda es importante. Pero más importante aún es saber cómo se comportan esas personas dentro de nuestra tienda. Si conocemos qué sucede dentro cuando los potenciales clientes navegan por nuestra página sabremos qué podemos hacer de cara a mejorar el rendimiento del e-commerce, pero si sólo nos limitamos a hacer cambios al azar sin saber qué pasa dentro de nuestra tienda casi seguro que no vamos a conseguir nada.

10. Recuperar un cliente que se ha ido sin comprar es posible

Seguro que habéis visto infinidad de veces un anuncio que os persigue mientras navegáis por Internet. Es una forma de publicidad llamada retargeting o remarketing. Y que ofrece una segunda oportunidad a las tiendas online. El objetivo es recuperar a un cliente que se ha ido de tu tienda sin cumplir el objetivo (habitualmente dicho objetivo es que realice una compra) que tenías cuando entró a la tienda por primera vez.

11. No es lo mismo empezar a vender que vender más

Seguro que ya os habéis dado cuenta que una tienda online puede estar en fases muy diferentes. Una vez que hemos conseguido empezar a vender en una tienda nuestro siguiente objetivo tiene que ser vender más. Para esto existen técnicas como el crosselling y el up-selling, orientadas a incrementar el precio final del carrito de compra de nuestros clientes.

12. Una tienda online no se termina nunca

Todas estas acciones, procesos o estudios que hay que hacer en una tienda online no terminan nunca. En Internet todo cambia muy rápido, por lo que anticiparse a estos cambios puede darnos muchas ventajas. Para conseguirlo hay que estar siempre aprendiendo y probando cosas que afecten al funcionamiento de nuestra tienda.

Después de todo esto espero que haya quedado claro la complejidad que existe detrás de la puesta en marcha de una tienda online. Además de tener una buena plataforma y un buen producto para vender hay que conocer el comportamiento de los potenciales clientes y orientar nuestros esfuerzos hacia acciones concretas que incrementen el porcentaje de conversión de nuestra tienda.

Por último, una reflexión. En Internet todo está a unos pocos clicks de distancia, por lo que la competencia aumenta de forma brutal. Cualquier aspecto que nos haga diferenciarnos de la competencia va a suponer un extra para nuestra tienda online. En este artículo no he querido entrar a valorar aspectos de atención al cliente, pero puede ser un aspecto crucial a la hora de obtener ventajas respecto a los competidores. Otros aspectos como los plazos de envío y la claridad a la hora de mostrar los precios de las compras también resultan fundamentales para cerrar ventas en Internet.

Imagen destacada de Garfield Anderssen con licencia Creative Commons.


Unadocenade también está en Google Currents. Suscríbete.
Los post de Unadocenade se pueden republicar siempre que respetes nuestras condiciones de republicación.

Sobre Alberto González


Soy ingeniero en telecomunicaciones, trabajando día a día en el mundo del marketing online dentro de Social 4U. En especial me encanta ofrecer asesoramiento personalizado a las personas o empresas que necesitan una mano para poder despegar en el mundo del e-commerce. También me encuentro sumergido en el entretenido mundo del SEO, y supone un reto diario para mí descubrir cosas nuevas en este campo.