Gestos, miradas, expresiones corporales que incluyen las manos o cualquier otra parte del cuerpo, componen una comunicación no verbal, que en ocasiones supera con mucho lo que se puede decir con las palabras. Dentro del mundo de las artes escénicas tenemos bastantes ejemplos de artistas o personajes que a pesar de no utilizar la palabra para comunicarse con su público, han sido capaces de transmitir emociones de una manera muy intensa y particular.

Películas como la triunfadora en la pasada edición de los Oscar, “The Artist” o “Blancanieves”, la recientemente seleccionada como candidata por España para competir como mejor película de habla no extranjera en la próxima edición de estos premios, han puesto de manifiesto que la voz no es estrictamente necesaria para comunicar. De hecho, la etapa del llamado “cine mudo” fue una de la etapas doradas de la historia del séptimo arte.

1. Harold lloyd

El gran Harol Lloyd forma junto a Buster Keaton y Charles Chaplin el que probablemente sea el trío de actores que marcaron una época dentro del género cómico cuando el cine era todavía mudo. Aunque como ellos, su carrera continuó en el período sonoro, sus mejores papeles no necesitaban de una sola palabra para hacernos reir. Actuó en 208 películas entre 1913 y 1947. Para evitar el mismo destino que otros actores de cine mudo sufrieron con la nueva tecnología, Lloyd tomó clases de dicción y entrenamiento vocal, aunque llegó a afirmar: “No creo que el público quiera comedias habladas. Las películas y las artes habladas son dos artes distintos”.

La escena a la que corresponde la imagen destacada de este artículo, con Lloyd en las alturas y agarrado a las manecillas de un gran reloj en la película “Safety Last” (El Hombre Mosca), está en la retina de todos los amantes del séptimo arte y es una de las más recordadas de la historia del cine.
Harold Lloyd

2. Buster Keaton

Como decía antes, otro de los grandes que sin una sola palabra era capaz de transmitir mil y una sensaciones durante la época del cine mudo, fue Buster Keaton. Y no lo hacía precisamente con su rostro, ya que “Cara de Piedra” (sobrenombre por el que era conocido Keaton), era más un actor que destacaba por sus gestos físicos que por la expresividad de su cara.

Su película, “El Maquinista de la General”, es considerada por muchos como una de las mejores películas de todos los tiempos.
Buster Keaton

3. Rudolf Nureyev

Este extraordinario bailarín forjado en la disciplina de las escuelas de ballet de la Unión Soviética, ha sido probablemente uno de los iconos mundiales de la danza contemporánea. Después de una actuación en París, decidió no volver a suelo soviético y desertó del régimen para quedarse en Francia hasta el final de sus días. Temperamental y grosero, el carácter difícil de Nureyev era tan marcado como la plasticidad que el bailarín imprimía a sus movimientos sobre el escenario.

Durante la década de los 70, Nureyev empezó a articular palabra e hizo aparición en varios largometrajes, viajando por los Estados Unidos en una reposición del musical de Broadway “El Rey y Yo”.
Rudolf Nureyev

4. Charlie Rivel

La reciente muerte de Miliki, uno de los miembros de los famosos payasos de la tele, ha vuelto a poner en el panorama de actualidad el tan noble oficio de payaso.

Sin duda alguna, Josep Andreu i Lasserre, más conocido como Charlie Rivel fue uno de los “clowns” mas reconocidos de la historia del circo. Siempre salía a escena con su inseparable guitarra y su silla, para deleitar con su arte a niños y mayores. A partir de 1954 se convirtió en una de las principales estrellas del mítico Circo Price.
Charlie Rivel

5. Charles Chaplin

El bastón y el bombín más famosos de todos los tiempos. Chaplin y su personaje de Charlot encarnan al gran mimo por autonomasia de la historia del cine. Este actor cómico, compositor, productor, director y escritor británico, adquirió popularidad gracias a este personaje, el cual fue protagonista de 35 cortometrajes desde su debut en 1914, con la película “Ganándose el Pan”.

Sin embargo, las películas más destacadas de Chaplin fueron “La quimera del oro” (1925), “Luces de la ciudad” (1931), “Tiempos modernos” (1935) y “El gran dictador” (1940). Sus técnicas al momento de filmar incluían slapstick, mímica y demás rutinas de comedia visual. Su más que amplia filmografía es una de las mayores herencias que nos ha dejado hasta el momento el séptimo arte.

Charlie Chaplin

6. Rodolfo Valentino

Fue un actor italiano cuyo verdadero nombre era Rodolfo Pietro Filiberto Raffaelo Guglielmi di Valentina. Conocido en inglés como Rudolph Valentino, fue el sex-symbol latino por excelencia del cine mudo. El joven italiano era todo lo contrario al actor de moda por aquel entonces, Douglas Fairbanks. La palidez y los ojos azules de Fairbanks, contra la tez morena y la seductora mirada de ojos negros de Valentino.

Con una breve pero intensa carrera, uno de sus grandes éxitos fue Los cuatro jinetes del apocalipsis, dirigida en 1921 por Rex Ingram y con guión del escritor español Vicente Blasco Ibáñez. La película fue un éxito y le valió a Valentino el apodo de “piernas de tango”.
Rodolfo Valentino

7. Harpo Max

Adolph Marx era el verdadero nombre de Harpo (mote que venía de su pasión por el arpa), el hermano mudo que en realidad no lo era, de los cinco hermanos Marx. Con su característica peluca naranja (aunque nosotros la viéramos siempre en blanco y negro), su gabardina y con los bolsillos siempre llenos, este maravilloso actor logró con su personaje, conmover a los espectadores de varias generaciones. Sopa de Ganso, Una Noche en la Ópera o Un Día en las Carreras, fueron algunos de los clásicos del cine rodados por Harpo junto al resto de hermanos Marx.

Groucho era el genio, pero Harpo era el entrañable y además no le iba a la zaga en cuanto a inteligencia, ya que solía codearse con las élites intelectuales de la ciudad de Nueva York.
Harpo Marx

8. Pinito del Oro

Cristina María del Pino Segura nació en Las Palmas de Gran Canaria, en 1931. Esta trapecista y artista circense fue otra de las grandes estrellas mundiales que ha dado el circo de este país. Comenzó a trabajar en el circo de manera fortuita, bajo su nombre artístico (idea de su padre), hasta alcanzar la fama por trabajar sin red en sus espectáculos. Decían de ella, que rompía la ley de la gravedad. Durante su carrera sufrió varios accidentes graves como consecuencia de sus espectáculos sin red. El representante para Europa del Circo Ringling, tras presenciar una de sus actuaciones en Valencia, la contrató para su espectáculo.

Se retiró en 1970, con un acto simbólico que fue cortar su pelo durante su última actuación. Pinito del Oro fue Premio Nacional de Circo en 1990 y Medalla de Oro al Mérito de las Bellas Artes en 1998.
Pinito del Oro

9. Marcel Marceau

Marcel Mangel, más conocido como “BIP”, fue un mimo y actor francés. Marceau creó en 1947 a “BIP”, como un payaso con un suéter a rayas y con un maltratado sombrero de copa decorado con una flor (que representaba la fragilidad de la vida) y que se convirtió en su alter ego, similar al “vagabundo” de Chaplin.

El estilo de la mímica de Marceau ha sido imitado por gran parte de los mimos del mundo, siendo sus ejercicios silenciosos descritos como geniales por el gran público.
Marcel Marceau

10. Sergei Rachmaninov

Sergei Rachmaninov fue un compositor, pianista y director de orquesta ruso que cautivó con solo el movimiento de sus manos, a miles de espectadores en todo el mundo. Fue uno de los últimos grandes compositores románticos de música clásica europea y está considerado como uno de los mejores pianistas del siglo XX.

las interpretaciones de sus propias composiciones, como sus conciertos para piano, forman parte de las piezas imprescindibles de la música clásica.
Sergei Rachmaninov

11. Greta Garbo

“La Divina” es una de esas actrices que no necesitaba una sola palabra para traspasar la pantalla. Nacida en Suecia, llegó a ser una gran estrella de Hollywood durante los últimos años del cine mudo. La llegada del sonoro a finales de los años veinte, no la perjudicó como a Mary Pickford, Gloria Swanson y otras divas del momento. Aunque las novedosas películas con sonido delataban su fuerte acento sueco, la Garbo retuvo y reforzó su estrellato, y ya que con su primera película sonora (Anna Christie, de Clarence Brown) fue nominada al Óscar.
También fue conocida como “La mujer que no ríe” debido al rictus serio de su rostro, sólo interrumpido en una escena de la memorable Ninotchka, donde suelta sorpresivamente una carcajada. Esta excepción hizo correr ríos de tinta en los periódicos con el titular “La Garbo ríe”. El American Film Institute la considera la quinta estrella femenina más importante de la historia del cine. Su retirada con apenas 36 años contribuyó a engrandecer la leyenda de La Garbo.
Greta Garbo

12. La Pantera Rosa

Como me estaba quedando demasiado “gafapasta” el artículo, y con tanta foto en blanco y negro esto empezaba a parecerse a Jot Down, he decidido acabar con una nota de color. La animación también es un arte y sus personajes son fruto de la creatividad de sus dibujantes. Los andares de La Pantera Rosa han pasado a formar parte del imaginario de los personajes que no articulan palabra.

La Pantera Rosa (The Pink Panther) es el nombre de un personaje de ficción, ligado a la película de igual título. En la película original de 1963, titulada “La Pantera Rosa” y dirigida por Blake Edwards, la Pantera Rosa era un diamante de gran valor que “El Fantasma”, un renombrado ladrón de guante blanco, tenía planeado robar. En esa primera película se recurrió a una animación para ilustrar el título y los créditos iniciales y finales de la película. Blake Edwards encargó al prestigioso animador Friz Freleng (creador de Bugs Bunny, Porky, Piolín o El gato Silvestre, entre otros) que crease un dibujo animado y sólo le pidió tres cosas: que fuera graciosa, muda y de color rosa.
La Pantera Rosa



Seguro que vosotros incluirías a otro buen puñado de artistas en esta lista. ¿A qué estáis esperando?

Si lo que vas a decir no es más bello que el silencio, no lo digas – Proverbio Árabe.



Imagen destacada correspondiente a un fotograma de la película de Harold Lloyd, “Safety Last” (El Hombre Mosca).



Unadocenade también está en Google Currents. Suscríbete.
Los post de Unadocenade se pueden republicar siempre que respetes nuestras condiciones de republicación.

Sobre Óscar Ray


Óscar Ray es consultor tecnológico especializado en integración de sistemas de información y desarrollo de software. Ha formado parte de equipos internacionales en proyectos para Deutsche Bank en Frankfurt, EADS en Madrid, BBVA en Bilbao, el Departamento de Tecnologías de la Información del Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz, EJIE (Sociedad Informática del Gobierno Vasco) u Osakidetza. Organizador y fundador de TEDx AlmendraMedieval, el primer evento con licencia oficial TEDx que se celebra en Vitoria-Gasteiz. Organiza e-Innobar, un evento socio-tecnológico mensual sobre innovación, TICs, redes sociales e internet. Colabora con Cadena SER en el programa 'Hoy por Hoy' en una sección sobre nuevas tecnologías. Apasionado por la I+D+i y su aplicación a las Tecnologías de la Información, aplica su formación científica y experiencia en el sector tecnológico en su faceta dedicada a la divulgación y comunicación en materia de innovación.