Seguro que estáis pensando “ya está aquí el típico post en el que hay mil herramientas que ya hemos visto”. Quizá sea así, pero todas están testeadas, probadas y utilizadas más o menos de manera habitual (menos una, pero ya lo indico en el texto).

¿Qué necesitas si eres una PYME o un freelance español (o autónomo con glamour) dedicado a la tecnología? Pues cosas que te faciliten el trabajo, que no sean muy costosas en términos de tiempo porque no nos sobra ese tiempo y, sobre todo, que no cuesten mucho. Incluso si son gratis, pues mejor que mejor. Y en este post vas a encontrar justamente ese tipo de herramientas que te facilitarán tanto la gestión de tu trabajo como el control económico del mismo, sobre todo para que no se vayan ni el tiempo en bobadas ni el dinero en cosas superfluas. Así que vamos a ver una docena de aplicaciones y servicios que seguro que hacen tu vida mucho más fácil.

1. Anfix

¿Sigues haciendo tus facturas en Excel? ¿Con Word? ¿Numbers o Pages si usas Mac? ¿Lo que sea que haya para Linux (lo siento linuxeros)? Bueno, con esto podéis ahorraros todo eso y hasta llevar el control de los proyectos. Y gracias a su modelo freemium podéis optar a hacer mil cosas. ¿Impuestos? Ningún secreto. Haces la factura, lo llevas a ContaPro y tienes tus modelitos de IVA e IRPF listos para presentar a Hacienda. ¿Que quieres llevar un control de horas de un proyecto y facturarlo en función de las mismas? También puedes. ¿Que quieres llevar el control de todos tus proveedores? También. Hasta sus facturicas y esas cosas. E incluso si tienes un comercio podrá valerte porque tiene una versión específica para ello. Así que a darlo candela, que encima es español de pura cepa 🙂

anfix

2. Podio

Vale, con Anfix puedes llevar un control de horas de tus proyectos, pero si necesitas una herramienta más potente, con sus tareas, contactos, subtareas, control de horas profusamente hecho y demás, pues tenéis esta opción. Detrás está nada más y nada menos que Citrix, y usa un modelo freemium para poder trabajar con hasta 5 personas (ideal para cualquier PYME; no te digo nada para autónomos que trabajen de la mano). Tareas, calendarios e incluso aplicaciones específicas para control de eventos o desarrollo web, entregables… No sigo que igual os aturde el tema. Ah, y cosas más molonas aún: tienen aplicación para Android e iOS.

app-market-podio

3. Catchapp

Vale, todo el trabajo colaborativo mola. Que si el Dropvocx, que si el Gúgel Draif, que si te paso un mail, que si te subo un archivo no sé dónde, que si no sé qué y no sé cual, pero llegado determinado momento y con mil cosas en la cabeza se nos puede olvidar avisar que hemos dejado algo ahí. Así que esta aplicación viene a solucionar justamente esa necesidad de estar al corriente de todo. Y aunque pueda parecer que las 100 notificaciones mensuales de la versión gratuita son pocas, dan para mucho más de lo que nos imaginamos (y si te registras usando el enlace del nombre ganamos tanto tú como yo 50 notificaciones más). Y no sólo se queda en el móvil, sino que también nos da la posibilidad de usar su app de Chrome o la versión en la web (que no deja de ser lo mismo, por cierto).

CatchApp-Tracking

4. Bitnami Stacks

Oye, hacer webs, aplicaciones web y cosas de ésas están muy bien, pero también mantener servidores de pruebas puede ser un tostón. Con las diferentes soluciones que nos ofrece Bitnami podemos tener desde máquinas virtuales que podremos virtualizar en nuestro equipo si tiene potencia suficiente para ello hasta todo lo necesario para hacer desarrollos en diferentes lenguajes. Es más, si no quieres usar Podio, tienes a tu alcance instaladores de prácticamente todo lo imaginable. Es más, hasta tiene la posibilidad de instalar esas máquinas virtuales directamente en Amazon o en Azure, con lo cual os podréis ahorrar pasos en el desarrollo ya que traen todo lo necesario e imprescindible para funcionar.

bitnami

 

5. Hightrack

La gestión del tiempo. Esa entelequia para cualquiera de los que compartimos pagar un dineral al mes por la Seguridad Social y eso. Esta aplicación móvil (y web) nos facilitará ese trabajo, organizando nuestro tiempo en función de las tareas que tengamos que hacer y así saber perfectamente si llegado determinado momento mañana o pasado vamos a trabajar más o menos. Incluso si vamos a morir en el intento, claro. Es el compañero perfecto para tu Google Calendar, porque puedes poner todas tus tareas y ordenar el tiempo en función de tus necesidades. Algo más que útil para las reuniones, por cierto, que se nos va el vino en catas, como diría el otro.

Hightrack-iOS

6. Fintonic

Vale, ya hemos visto cómo facturar y cómo controlar nuestro tiempo (hasta ser más productivos). Y ahora viene saber en qué nos gastamos el dinero. Porque muchas veces se nos va el dinero en auténticas gilipolleces innecesarias (coche para llegar a un sitio que está a diez minutos andando, gominolas, dinero en efectivo que llevamos para tomar mil cervezas…). Y Fintonic nos facilita esa tarea mucho, porque aparte de ser una aplicación segura (repito, SEGURA, ¿os queda claro?) porque no le damos las claves de operaciones de nuestra entidad, usando diferentes técnicas de juego (o gamificación que es como mola llamarlo) nos permitirá saber dónde podemos recortar nuestros gastos. Y como ya hice la prueba en su momento, no me explayo más. Bueno sí, una cosa más: usadlo. Veréis cómo el día 5 deja de ser fin de mes.

fintonic

7. Server Auditor

Vale, si estás metido en mil berenjenales, fijo que tienes encima de la mesa algún servidor que, de vez en cuando, hace falta reiniciar. O justo no consigues contactar con quien te lleve esos servidores y tienes que reiniciarlo. Si eres medianamente avispado, sabrás que es el SSH y cómo puedes usarlo. Así que esta aplicación te permitirá trabajar con tu servidor desde el móvil o tableta. Y gratis, btw. Y si no sabes qué es esto y todo te suena a chino, pues al siguiente.

server auditor

8. Pipedrive

Os había dicho que no todas las aplicaciones las había probado, y justo la que no he probado es ésta, pero viene con las mejores bendiciones. Es un CRM pero muy de nicho, muy de picar en la mina, pero que además nos sirve para ir fijando las estrategias de acercamiento a nuestros clientes, saber cuándo cerramos los contactos y controlar los plazos de gestión de nuestra actividad. Que llevar el control de los clientes es un puto coñazo, las cosas como son, pero si tenemos algo que pita en nuestro móvil diciéndonos ¿Has llamado? ¿Has llamado? ¿Has llamado? pues aunque sólo sea porque se calle, igual hasta lo hacemos. Ah, sí, que tiene versión móvil y esas cosas 😉

Ah, es de pago, pero por 7€ al mes. Menos de lo que te va a costar un chintoni de frutas de ésos que te aprietas los sábados.

Pipedrive

9. Sublime Text

No me voy a extender mucho sobre esto, porque ya lo comentó Diana en su momento. Así que poco más que decir y esas cosas.

10. VirtualBox

A la pregunta de ¿HOLLE, PUÉ SÉ QUE LA WÉ QUE MESTÁS ACIENDO SE BEA EN INTERNERCSPLORER 6? aparte de coger el remo para dar el golpe de gracia al ordenador que lleva Windows 98 y que ha sido debidamente amortizado, podemos necesitar que efectivamente se vea en ese puñetero navegador (lo mismo va para quienes siguen usan Firefox en su primera versión o lo que sea, especialmente Administraciones) porque si no no funciona la aplicación que se ha hecho. Y gracias a que cada vez los ordenadores son más potentes y gestionan mejor la RAM, pues podemos tener nuestro sistema y otros tantos con los que trabajar. Sin ir más lejos tengo virtualizados usando esta aplicación (gratuita, por cierto) varios Linux, un par de versiones de Windows y hasta un Chromebox en mi iMac. Y van de maravilla.virtualbox

11. MétrO

Para quienes viajamos habitualmente, el transporte público es una opción más que viable de cara a movernos allá donde estemos (lo siento taxistas, pero muchas veces vamos más pelaos que un imberbe), y con esta aplicación nos evitamos andar buscando las aplicaciones oficiales, semi-oficiales o no oficiales de cualquiera de las grandes ciudades del mundo. Yo lo llevo usando desde la época del iPod Touch de primera generación (es decir, antes de que llegara a España el iPhone 3G) y no lo cambio por ninguna aplicación del Metro de Madrid. Y me ha salvado la vida en bastantes ocasiones, porque incluye muchas ciudades, varios métodos de transporte y además te da hasta el tiempo que tardarás en llegar de estación a estación de manera más que exacta. Así que ya sabéis.

MetrO app

12. Push

Lo siento, pero entre Zite, Flipboard, Feedly y demás mierda, no tengo tiempo de leer lo verdaderamente importante, que son varias fuentes (a contar con los dedos de las dos manos y gracias) que ofrecen noticias de verdad, interesantes y bien publicadas sobre temas de tecnología. Esta app no sólo te permite recibir tus notificaciones sobre esas webs que lees sino que puedes crear tu propia app dentro de la app (seeeeeeh, un poco rollo Origen, sí) para poner el botoncico en tu web y que la gente se suscriba, lo que implica luego estadísticas y un etc majo de cosas. Vamos, que no sólo es para leer sino también nos permitirá obtener suscriptores 🙂

Push.co-portada

¿Cuáles de éstas ya usabas? ¿Cuál vas a empezar a usar a partir de ahora? Y, sí, seguramente le dé un repaso a Pipedrive que es la única que, de momento, no he probado.

Imagen destacada de Shutterstock.

 


Unadocenade también está en Google Currents. Suscríbete.
Los post de Unadocenade se pueden republicar siempre que respetes nuestras condiciones de republicación.

J. Esteban Mucientes

Sobre J. Esteban Mucientes


Conocido como @mediotic, es consultor freelance, enfocándose en los medios sociales, especialmente mostrar a través de la formación la utilidad de las redes sociales para cualquier tipo de negocio o colectivo colaborando de manera estable con Vital Innova. Escribe en su blog mediotic.info, en el que da salida a temas relacionados con el Social Media y temas de primera ayuda para gestionar redes sociales (aparte de denunciar el humo). Según parece, pertenece a la Junta Directiva de AERCO-PSM. Vamos, que lo mismo te descose un roto que te rompe algo ya cosido. O algo así